PUBLICIDAD

Bebés y niños
Custodia compartida
La custodia compartida puede atenuar el impacto de un divorcio o separación en los niños, ya que los padres asumen la responsabilidad de su cuidado por igual. Conoce sus requisitos, ventajas e inconvenientes, y consejos al aplicarla.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Requisitos para solicitar la custodia compartida

Personas solicitando la custodia compartida

La buena relación entre los padres es necesaria para la custodia compartida.

La pregunta clave que deben hacerse los padres en proceso de separación cuando abordan la custodia es qué es lo mejor para sus hijos, y decidir en función de su situación personal. Para aspirar a la custodia compartida “es necesario que los padres mantengan una buena relación, educada y respetuosa”, subraya la psicóloga experta en mediación familiar María Luisa Baranda, para quien es fundamental que “uno no quiera obstruir el tiempo del otro”. Y es que ambos deben entender que es fundamental para el desarrollo del hijo que esté en contacto permanente con ambos y que su vida se altere lo menos posible. De hecho, algunos niños descubren a alguno de sus progenitores después de una separación, explica la especialista.

Para que un juez conceda la custodia compartida, los padres deben presentar de mutuo acuerdo un convenio regulador en sus demandas de divorcio o separación. “Se trata de hacer un traje a medida de la familia”, explica Gerardo Rodríguez Acosta, abogado de familia y mediador familiar. Este documento detalla la edad y número de hijos, sus deberes como guardas y custodios, la distancia entre sus domicilios, cuánto tiempo van a vivir con cada uno de ellos, su modelo de educación y cuidados, qué prefieren los niños, cómo era su relación anterior con los menores, cómo será la relación con la familia cercana, etcétera.

También recoge cómo van a repartir su manutención y qué va a incluir. “Lo normal es que sean los gastos principales (educación, salud) al cincuenta por ciento a través de una cuenta bancaria mancomunada (es necesaria la autorización de los dos titulares para realizar cualquier operación)”, detalla el abogado, quien, sin embargo, matiza que este reparto es así si ambos ingresan sueldos parecidos; en caso contrario, el que ingresa más aporta más. “No es lo habitual, pero se han dado incluso casos en los que se ha estipulado una pensión alimenticia en una custodia compartida”, informa el especialista. En todo caso, la decisión queda en manos del juez y se puede después adaptar a las circunstancias, como que alguno de los dos se quede sin empleo.

Si es solicitada por uno de los progenitores, pero el otro no está de acuerdo, el juez también se puede decantar a favor si cree que resulta beneficioso para los hijos, previo informe a favor del un equipo psicosocial y el ministerio fiscal. Existen incluso casos en los que, sin haberla pedido ninguno de los dos progenitores, el juez ha considerado que era la mejor opción de custodia.

Actualizado: 28 de Junio de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD