PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Dieta vegetariana durante el embarazo
La dieta vegetariana no es incompatible con el embarazo, al contrario, puede resultar beneficiosa para la madre y el feto siempre que haya un buen control médico, y se suplemente con ácido fólico, hierro y vitamina B12.
Escrito por Leire Moneo, Periodista experta en alimentación

Suplementos alimenticios en la dieta de la embarazada vegetariana

Suplementos alimenticios para la embarazada

Es conveniente que las embarazadas que siguen una dieta vegetariana tomen suplementos de vitamina B12.

Aunque la dieta vegetariana es totalmente apta durante la gestación, resulta imprescindible que la mujer haga saber a su ginecólogo el tipo de alimentación que sigue, pues este profesional será el encargado de determinar si es necesario incluir suplementos alimenticios y hacer un seguimiento específico o no. “Sin un buen control obstétrico sí pueden llegar a existir riesgos, tanto para la mujer como para el bebé, puesto que durante el embarazo es muy importante tener una nutrición completa. Pero siempre y cuando se sigan las recomendaciones del ginecólogo y se preste especial atención a ciertos nutrientes clave, la dieta vegetariana puede proveer a la mujer de todos los nutrientes necesarios”, confirma Alba Miranda, ginecóloga del equipo del Doctor Rodríguez Zambrano, del Hospital Universitario HM Puerta del Sur, en Móstoles, Madrid.

Tal y como ocurre en cualquier gestante, durante los nueves meses de embarazo es necesario aumentar la ingesta de calorías según van pasando las semanas: unas 100 calorías durante el primer trimestre y unas 300 calorías durante el segundo y el tercero, pero sin necesidad de comer en exceso, sino a través de una dieta saludable y variada. “Tanto para las mujeres vegetarianas como para las que no lo son, durante el embarazo hay que prestar especial atención a ciertas vitaminas y minerales como el ácido fólico, el yodo y el hierro, ya que son claves para la formación y el desarrollo neuronal del feto, y la dieta suele ser insuficiente para aportar todos los requerimientos necesarios”, asegura Eduard Baladia, coordinador del Centro de Análisis de la Evidencia Científica de la Fundación Española de Dietistas-Nutricionistas, quien matiza que “en España se suplementa a todas las mujeres, de forma rutinaria, el ácido fólico, el yodo y el hierro, este último fundamentalmente en el último trimestre de la gestación”.

B12, suplemento imprescindible para embarazadas vegetarianas

Sin embargo, a diferencia de otras gestantes, en las embarazadas que siguen una dieta vegetariana hay que hacer especial hincapié en la vitamina B12, ya que es la que se encuentra de forma natural en los alimentos de origen animal, fundamentalmente en las carnes rojas. En estos casos, donde la embarazada excluye la carne de su dieta habitual, “se recomienda la ingesta de un suplemento de vitamina B12 diario, puesto que no existen alimentos vegetales considerados fuentes fiables de esta vitamina; los lácteos y los huevos contienen vitamina B12, pero si se limita su ingesta solamente a estos alimentos, se obtiene una cantidad inferior a la necesaria para el correcto desarrollo fetal”, detalla la ginecóloga del Hospital Universitario HM Puerta del Sur.

Por ello, “o bien se receta a la mujer suplementos dietéticos, o se implementa la dieta con alimentos enriquecidos con esta vitamina, como la soja o cereales enriquecidos”. En esta línea, Baladia recuerda que “en las gestantes vegetarianas el principio de precaución nos lleva a suplementar la vitamina B12, tanto para las que siguen una dieta vegana estricta, como para las que son ovolactovegetarianas, pues la relación riesgo-beneficio nos incita a ello”.

Actualizado: 17 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD