PUBLICIDAD

Dieta vegetariana durante el embarazo
La dieta vegetariana no es incompatible con el embarazo, al contrario, puede resultar beneficiosa para la madre y el feto siempre que haya un buen control médico, y se suplemente con ácido fólico, hierro y vitamina B12.
Escrito por Leire Moneo, Periodista experta en alimentación

Consejos para llevar una dieta vegetariana durante el embarazo

Embaraza cocinando verduras

El consumo de verduras variadas garantiza a la embarazada vegetariana el aporte de vitaminas A, C y folato.

Además del consumo de los suplementos alimenticios que garantizan el aporte de vitaminas y minerales necesarios para la formación del feto, las mujeres embarazadas que siguen una dieta vegetariana deben tener en cuenta algunas recomendaciones a la hora de preparar sus menús diarios:

  • Las legumbres y sus alternativas son claves y deben consumirse al menos tres o cuatro veces a la semana, ya que aseguran el aporte necesario de hierro, zinc y proteínas.
  • Los lácteos deben tomarse en mayor cantidad de la recomendada para la población general: unas cinco o seis raciones al día en forma de leche, quesos curados, yogures, etcétera.
  • Verduras variadas para garantizar el consumo de vitamina A, C y folato. Además, la vitamina C mejora la correcta absorción del hierro, por lo que su consumo en esta etapa es de gran importancia.
  • Los derivados de la soja, como el kéfir, el tempeh o el tofu ayudan a absorber mejor el hierro, de ahí que sea aconsejable combinar estos productos con cereales y legumbres.
  • Frutos secos variados, como almendras, avellanas o nueces, son una buena alternativa para comer entre horas, ya que aportan grasas, minerales y vitaminas.
  • Los ácidos grasos Omega-3 deben tomarse en mayor cantidad. Las mujeres vegetarianas pueden suplir la falta de consumo de pescados a través de los suplementos vegetarianos de micro algas ricas en DHA.
  • Los cereales integrales y ricos en vitaminas ayudan a cubrir las necesidades vitamínicas que habitualmente proceden de origen animal.
  • Sal yodada para aderezar los platos y las ensaladas.

Como recuerda David Román, portavoz de la Unión Vegetariana Española, “la clave está en llevar una dieta equilibrada, porque se puede ser vegetariano y hacer una mala alimentación con exceso de refrescos, azúcares o aperitivos con exceso de grasas saturadas”.

Menú

Menú tipo para una vegetariana durante el embarazo

Un ejemplo de menú recomendado para una mujer vegetariana embarazada debe incluir:

Salteado de verduras verdes
Salteado de verduras verdes
Desayuno:
  • Tazón de leche de soja enriquecida acompañado de cereales integrales enriquecidos con vitaminas.
  • Una naranja en zumo o natural.
Media mañana:
  • Zumo de naranja enriquecido con calcio con una tostada de pan integral y aceite de oliva.
Comida:
  • (brócoli, espárragos trigueros, guisantes) con tofu o queso de primer plato.
  • Lentejas a la jardinera de segundo plato, y macedonia de frutas de postre.
Cena:
  • Verduras variadas al horno de primer plato, seguido de lasaña de verduras de segundo y frutas variadas de postre.

Actualizado: 29 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD