Galgo español
El galgo español es un perro cariñoso y noble pese a su carácter tímido. La adopción es la mejor opción si estás planteándote convivir con él. Esto es todo lo que necesitas saber para conocerle y ofrecerle los cuidados que necesita.

Salud y reproducción del galgo español

Actualizado: 6 de septiembre de 2020

En cuanto a la salud del galgo español, este “suele ser un perro sano y sin problemas endémicos, de una vida no excesivamente larga, pero generalmente feliz”, señalan desde SOS Galgos. Para mantener su buen estado de salud hay dos reglas aplicables al ser humano (y a cualquier otra raza de perro): una alimentación adecuada, ejercicio físico y revisiones cada seis meses en el centro veterinario para aplicarle las vacunas necesarias y realizar las desparasitaciones mínimas.   

Si bien podemos hablar de enfermedades habituales de los galgos por predisposición a nivel genético, éstas pasarían por el cáncer de huesos (un mayor riesgo en el caso de galgos cuyos padres hayan padecido esta enfermedad), la torsión gástrica (el estómago puede girarse sobre sí mismo lo que provoca una enorme presión, y puede llegar incluso a cortar la circulación sanguínea de la zona gástrica) y la displasia de cadera (ocurre que la cabeza del fémur no se acopla bien al hueco de la cadera y esto provoca dolores y desgaste de hueso). Saberlo nos permite estar alerta y así poder encontrar un diagnóstico precoz.

¿Es importante la educación canina? Lo es, al igual que en el resto de razas. Tanto si el animal llega a casa siendo cachorro como si llega con una edad más avanzada, es importante no perder de vista la educación del animal para asegurarnos también su bienestar emocional. Los adiestradores en positivo son una opción adecuada y hoy no es difícil localizar un entrenador canino o profesional que pueda orientarnos en este sentido. Su papel cumplen una función aún más importante en el caso de perros adoptados que hayan sufrido algún tipo de maltrato y requieran de la reparación del posible daño emocional.

Reproducción del galgo español

La reproducción del galgo español no difiere demasiado de la reproducción en cualquier otra raza de perro. Hasta al menos los seis meses se considera que el perro es un cachorro, por lo que no es hasta pasado el primer año de vida cuando podamos considerarle como un perro adulto. Según la Federación Española de Galgos, en el caso de las hembras la madurez sexual se alcanza entre los seis y los 18 meses de edad, y pasan habitualmente por dos épocas de celo al año de una duración de unos 20 o 30 días.

Cachorro de galgo

Durante el periodo de celo la hembra pasa por diferentes fases denominadas proestro, estro y diestro. La primera es la etapa en la que la hembra empieza su celo. Entre los signos que pueden darnos una pista: una vulva inflamada y un leve sangrado. Durante esta etapa la perra no suele mostrarse dispuesta a que la monte el macho. La segunda fase se caracteriza por un menor sangrado y es entonces cuando la hembra está más predispuesta al contacto con el macho. Cada fase suele durar en torno a 10 días. Por último, pasados alrededor de 20 días, la perra entra en la llamada fase diestro que la conduce al final del celo.

Creado: 16 de abril de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD