PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Asocian alteraciones de los niveles de magnesio con riesgo de demencia

Los niveles muy elevados o muy bajos de magnesio en la sangre se asocian con hasta un 30% más riesgo de desarrollar demencia, según los resultados de un estudio en el que han participado más de 9.000 personas.
Mujer mayor con síntomas de demencia

Valores extremos de magnesio en sangre aumentan el riesgo de demencia.

29 de Septiembre de 2017

Un estudio en el que han participado 9.569 personas con una media de edad de 65 años, y que no sufrían demencia al inicio del seguimiento, ha revelado que las alteraciones en los niveles de magnesio en la sangre (tanto los niveles elevados, como los bajos) aumentaba el riesgo de que desarrollasen este tipo de patologías mentales.

Los investigadores siguieron a los participantes durante un promedio de ocho años –periodo en el que se diagnosticó demencia a 823 personas, de las cuales 662 padecían enfermedad de Alzheimer–, los dividieron en cinco grupos atendiendo a sus niveles de magnesio, y observaron que tanto los que presentaban elevados niveles de este mineral, como los que los tenían más bajos, tenían alrededor de un 30% más riesgo de desarrollar demencia en comparación con los del grupo con niveles medios.

Los hallazgos pueden ayudar a detectar nuevos factores de riesgo de demencia que se podrían prevenir mediante la dieta o la administración de suplementos alimenticios

De los 1.771 individuos con niveles de magnesio bajo, 160 fueron diagnosticadas de demencia, lo que supone una tasa de 10,2 por 1.000 años-persona; en el grupo con magnesio elevado, 179 de los 1.748 desarrollaron demencia –una tasa de 11,4 por 1.000 años-persona–, y en el caso del grupo con niveles medios, tuvieron demencia 102 de las 1.387 personas que pertenecían a esta clasificación, lo que implica una tasa de 7,8.

Prevenir las demencias controlando los factores de riesgo

Tras ajustar otros factores de riesgo para sufrir demencia y que podrían afectar a los niveles de magnesio, como el IMC (índice de masa corporal), el consumo de alcohol y tabaco, y la función renal, los resultados no variaron y, aunque deben corroborarse con nuevas investigaciones, Brenda C.T. Kieboom, del Erasmus University Medical Center y autora del trabajo, ha explicado que los hallazgos pueden ayudar a detectar nuevos factores de riesgo de demencia que se podrían prevenir mediante la dieta o la administración de suplementos alimenticios cuando fuera necesario.

Como afirma Kieboom, si estos resultados se confirman, se podrían realizar análisis de sangre para identificar a los individuos con riesgo de demencia, si bien advierte de que el estudio no demuestra que tener altos o bajos los niveles de magnesio provoque esta enfermedad, sino que solo señala que existe una asociación. Además, es importante tener en cuenta que los niveles de magnesio en la sangre no siempre son representativos de la cantidad total de magnesio presente en el organismo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD