PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

La vitamina D podría facilitar la curación de quemaduras graves

Las personas que sufren quemaduras graves podrían evitar posibles infecciones y mejorar la cicatrización gracias a una ingesta extra de vitamina D inmediata a la lesión a través alimentos o suplementos, según un reciente estudio.
La vitamina D podría facilitar la curación de quemaduras graves

La vitamina D tiene propiedades antibacterianas y beneficios para la piel y la coagulación sanguínea.

14 de Noviembre de 2017

La vitamina D tiene conocidas propiedades antibacterianas y conocidos beneficios para la piel y la coagulación sanguínea. Según un estudio realizado por investigadores del Instituto de Inflamación y Envejecimiento de Birmingham (Reino Unido), aumentar su consumo también podría ayudar a los pacientes con quemaduras graves a recuperarse antes, evitar posibles infecciones y hacer sus cicatrices menos visibles.

En la investigación, que ha sido presentada en la conferencia anual de la Sociedad de Endocrinología en Harrogate (Reino Unido), se observó que las personas que habían sufrido quemaduras graves tenían niveles más bajos de vitamina D en sangre, por lo que los autores quisieron conocer si tomando más cantidad de este nutriente, ya sea con alimentos ricos en calciferol como el queso, los huevos o el pescado o bien con suplementos alimenticios, podrían mejorar el estado de sus heridas.

Los pacientes con quemaduras graves presentaron una reducción inmediata de los niveles de vitamina D en sangre

Un método sencillo, seguro y económico

La vitamina D demostró tener grandes beneficios en las 38 personas que durante un año participaron en el estudio, y que contaban con al menos un 42% de la superficie del cuerpo quemado. En ellas se mejoró el pronóstico, la cura de las zonas dañadas se hizo en menor tiempo, hubo menos infecciones y menos cicatrices que en los pacientes que no aumentaron la ingesta de este nutriente.

Janet Lord y Khaled Al-Tarrah, dos de los autores del trabajo, aseguran que complementar la dieta con vitamina D podría ser un tratamiento sencillo, seguro y con coste reducido frente a las quemaduras graves, que, aunque han mejorado en los últimos diez años, todavía los casos de recuperación deficiente siguen siendo altos. Ahora continúan investigando las causas de esta pérdida de la llamada vitamina del sol en este tipo de pacientes, y se esperan nuevos ensayos clínicos para comprobar la efectividad de la administración de suplementos de vitamina D en grandes quemados.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD