PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Comer solo puede aumentar el riesgo de obesidad y síndrome metabólico

Comer a solas aumenta el riesgo de desarrollar síndrome metabólico, especialmente en los hombres solteros, ya que un estudio revela que aquellos que comen solos tienen hasta el triple de riesgo de padecer este trastorno.
Hombre comiendo solo

02 de Noviembre de 2017

Realizar la mayoría de las comidas en solitario puede aumentar el riesgo de desarrollar síndrome metabólico, según un estudio publicado en Obesity Research & Clinical Practice. De hecho, y según sus resultados, los hombres que comen solos tienen hasta un 45% más probabilidades de sufrir obesidad, y hasta un 64% más riesgo de padecer síndrome metabólico.

En las mujeres el peligro de comer sin compañía es menor, y aunque también conlleva un aumento del 29% en el riesgo de desarrollar este trastorno en comparación con las que nunca comen solas, la diferencia desaparecía cuando se tenían en cuenta factores socioeconómicos o del estilo de vida.

En estudios anteriores se había constatado que en muchas zonas del planeta los núcleos familiares tendían a ser cada vez más pequeños, e incluso muchos hogares eran ya unipersonales, y que esto afectaba a los patrones alimenticios, que se habían vuelto irregulares, y hacían que cada vez fuera más frecuente que las personas comieran solas. En otros trabajos, además, también se había observado que las personas que comen solas tienen mayor propensión a elegir alimentos poco saludables y a consumir menos frutas y verduras, y también a comer en horarios irregulares.

Las personas que comen solas tienen mayor propensión a elegir alimentos poco saludables y a consumir menos frutas y verduras, y también a comer en horarios irregulares

Los autores del nuevo estudio decidieron investigar si estos hábitos de consumo tenían algún efecto sobre el síndrome metabólico, y para ello seleccionaron a 7.725 adultos residentes en Corea del Sur, y compararon sus datos de salud y la información que habían proporcionado a través de cuestionarios con respecto a la frecuencia en la que comían a solas.

El triple de riesgo de síndrome metabólico en solteros que comen solos

Los investigadores descubrieron que los hombres solteros que comían solos tenían hasta el triple de riesgo de sufrir síndrome metabólico en comparación con los varones que solían comer acompañados. El riesgo asociado a comer en solitario en el caso de los varones se mantenía incluso cuando se ajustaban factores como la edad, el consumo de tabaco y alcohol, el ejercicio físico, y el nivel educativo y socioeconómico.

En la investigación, sin embargo, no se preguntó a los participantes sobre el tipo de alimentos escogidos, ni las razones por las que comían a solas y tampoco se encontró una relación causa y efecto entre comer solo y el mayor riesgo de síndrome metabólico. Annalijn Conklin, profesora auxiliar de Ciencias farmacéuticas en la Universidad de British Columbia, que también ha estudiado las repercusiones que tiene vivir y comer solo sobre la salud, ha declarado que no le sorprenden los resultados del trabajo, pero que se deberían realizar nuevos estudios que tuvieran en consideración otros factores que podrían explicar la relación entre comer a solas y desarrollar síndrome metabólico, como los niveles de estrés y la calidad del sueño, ya que un descanso insuficiente y el estrés forman un círculo vicioso que altera la conducta alimenticia, y podrían ser las principales causas que condujeran a comer solo y a desarrollar síndrome metabólico.

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD