PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

El taichí podría ayudar a aliviar algunos síntomas de la fibromialgia

Hacer taichí durante al menos seis meses podría ayudar a reducir los síntomas de los pacientes con fibromialgia, e incluso ser más eficaz que los ejercicios aeróbicos que suelen recomendarse como tratamiento.
Escrito por: Natalia Castejón

23/03/2018

Mujer con fibromialgia practicando taichi

El taichí podría llegar a ser una terapia alternativa para el tratamiento multidisciplinar de la fibromialgia.

Cuando una persona es diagnosticada con fibromialgia los doctores suelen recomendarle practicar ejercicio aeróbico pues se ha demostrado que puede aliviar el dolor y algunos síntomas de la enfermedad. Ahora, investigadores de varias universidades de Estados Unidos han realizado un estudio en el que han observado que estas mejoras son más notables si se practica taichí al menos una vez a la semana durante seis meses.

En la investigación, publicada en la revista The BMJ, se hizo un seguimiento a 226 pacientes con fibromialgia con una edad media de 52 años, y el 92% de los cuales eran mujeres, que realizaron un cuestionario de impacto de la fibromialgia (FIQR), que valora tanto el aspecto físico como mental, así como la sensación de fatiga, dolor, ansiedad, depresión y el bienestar en general.

El taichí es un ejercicio de bajo impacto que podría aliviar los síntomas físicos y psíquicos de los pacientes con fibromialgia

Los participantes fueron divididos aleatoriamente en cinco grupos; uno de ellos practicó un programa de ejercicio aeróbico supervisado dos veces en semana, y los cuatro restantes hicieron taichí, una o dos veces a la semana durante unos tres meses, y una o dos veces a la semana durante seis meses. Además, continuaron con su tratamiento farmacológico habitual.

Una posible terapia alternativa que requiere más investigación

Las variaciones en los síntomas se analizaron a las 12, 24 y 52 semanas desde el comienzo del estudio, y los resultados mostraron que todos los pacientes experimentaron una reducción de los síntomas de la fibromialgia, pero aquellos que habían hecho taichí, independientemente de la frecuencia, tuvieron una mejora significativamente mayor que los que hicieron ejercicio aeróbico. Practicar esta modalidad de ejercicio chino durante seis meses produjo más cambios que hacerlo durante tres, sin embargo, realizarlo una o dos veces a la semana no conllevó grandes cambios.

El Dr. Chechen Wang, uno de los autores del trabajo, y el resto de sus compañeros, han reconocido que el estudio tiene limitaciones, pues las personas sabían al grupo que pertenecían y el objeto de la investigación, lo que puede influir en los resultados. Aun así, subrayan la importancia de este hallazgo, que podría llegar a considerar el taichí como una terapia alternativa que se podría añadir al tratamiento multidisciplinar de la fibromialgia –explican–, pues al ser de bajo impacto cualquiera puede practicarlo, siempre que el médico así lo considere.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD