PUBLICIDAD

Un test de sangre en el primer trimestre predice el parto prematuro

Unas proteínas presentes en la sangre materna al final del primer trimestre de embarazo podrían predecir el riesgo de parto prematuro espontáneo –que el bebé nazca antes de la semana 35–, incluso en madres primíparas.
Escrito por: Caridad Ruiz

06/03/2019

Mujer en el primer trimestre de embarazo realizándose un análisis de sangre para prevenir el parto prematuro

Una muestra de la sangre de la embarazada puede ayudar a predecir cuándo hay riesgo de que se produzca un parto prematuro espontáneo –el que ocurre antes de la 35ª semana de gestación– gracias a un análisis de sangre desarrollado en el Brigham and Women’s Hospital de Estados Unidos.

La clave está en cinco proteínas de micropartículas circulantes (CMP) que se encuentran en la sangre materna durante el primer trimestre de embarazo. Las CPM son pequeños fragmentos celulares que las células liberan y que pueden transferir proteínas, ARN y ADN de una célula a otra. En realidad, actúan como mensajeros entre las células.

En las madres primíparas un resultado positivo en la prueba aumentaba un 20% la probabilidad de que su bebé naciese prematuramente

Los autores de la investigación, que se ha publicado en el American Journal of Obstetrics and Gynecology, examinaron el papel de las CMP en el proceso de implantación placentaria, y analizaron las proteínas asociadas a este proceso. Descubrieron así un subconjunto de cinco proteínas que ayudarían a predecir el riesgo de parto prematuro y que pueden detectarse analizando la sangre de la embarazada, por lo que sería un biomarcardor de parto pretérmino bastante sencillo de estudiar.

Atención personalizada a embarazadas en riesgo de parto prematuro

Los investigadores analizaron las muestras de sangre recogidas entre la 10ª y la 12ª semana de embarazo de tres biobancos situados en Seattle, Boston y Pittsburgh, y compararon las de 174 mujeres que dieron a luz a término con las de otras 87 que lo hicieron en la 35ª semana de gestación o antes. Las participantes fueron emparejadas por su edad y por la semana de gestación en la que se encontraban cuando se realizó la extracción de sangre.

Los científicos analizaron en las muestras varias proteínas asociadas con los CMP, y descubrieron que los niveles de algunas de ellas permitían identificar a quienes tienen mayor y menor riesgo respecto al promedio de parto prematuro espontáneo, tanto en madres primerizas como en aquellas que ya tenían hijos. En el caso de las madres primíparas en concreto si el riesgo de parto pretérmino es de un 4,9%, tener un resultado positivo en la prueba aumentaba un 20% la probabilidad de que su bebé naciese prematuramente, mientras que un resultado negativo reducía este riesgo un 2%.

El objetivo del estudio, como señaló Thomas McElrath, uno de sus autores, era desarrollar marcadores que puedan pronosticar el parto prematuro, y de esta forma ofrecer una atención personalizada a la embarazada desde el comienzo de la gestación, ya que entre el 5% y el 10% de los bebés nacen antes de la semana 35ª de gestación. La intención del equipo es seguir investigando con muestras de población más amplias e intentar que la prueba sea más precisa, incorporando factores de riesgo maternos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD