Conocido fármaco reduce la obesidad estimulando la quema de grasa

Un medicamento, perteneciente a la familia de la Viagra, ha demostrado ser capaz de reducir la obesidad en ratones, estimulando a las células para que quemen grasa sin cambios en la dieta ni en la actividad física.
Escrito por: Natalia Castejón

11/10/2021

Un fármaco ayuda a reducir la obesidad

La obesidad sigue siendo uno de los mayores problemas de salud de los países desarrollados. Un estudio reciente ha encontrado que un fármaco usado para tratar el alzhéimer, la anemia de células falciformes y la esquizofrenia podría ayudar a reducir la obesidad y el hígado graso.

La investigación, que se ha publicado en el The Journal of Clinical Investigation, se ha llevado a cabo en ratones, en los que se ha encontrado que un inhibidor químico de la enzima PDE9 tiene la capacidad de estimular las células para que empiecen a quemar más grasa, reduciendo la obesidad incluso sin cambios en la dieta ni en el tipo y cantidad de actividad física.

Las pruebas, realizadas por un equipo del Johns Hopkins Medicine (EE.UU.) fueron hechas en ratones machos y hembras que habían reducido sus hormonas sexuales debido a la extirpación de sus ovarios, algo que podría asemejarse a la menopausia de las mujeres. Esto se hizo para ver los posibles efectos que tendría en las mujeres postmenopáusicas, que tienen más riesgo de obesidad.

Una bajada de peso de casi un 30%

Los resultados mostraron que la inhibición de la PDE9 no provocó estos cambios contra la obesidad en los ratones hembra que tenían ovarios, lo que indica que las hormonas sexuales femeninas son clave en esta enfermedad metabólica. Todos los ratones que fueron sometidos a dietas altas en grasas que duplicaron su peso corporal, grasas en sangre y presentaron diabetes tras cuatro meses. De forma aleatoria se les administró el fármaco inhibidor de PDE9 o un placebo durante las siguientes seis u ocho semanas.

Se encontró una bajada de peso del 27,5% en el grupo que tomó el fármaco y en los machos fue del 19,5%. La masa corporal magra no se alteró en ninguno de los grupos. El inhibidor de PDE9 también redujo el colesterol y los triglicéridos en sangre de los roedores, y redujo la grasa localizada en el hígado a niveles encontrados en ratones alimentados con una dieta normal.

El inhibidor PDE9 estimula las células para que empiecen a quemar grasa de manera más rápida, consiguiendo reducir hasta un 27,5% el peso corporal

El corazón también mejoró con la inhibición de la PDE9, con la fracción de eyección –que mide el porcentaje de sangre que expulsa el corazón con cada contracción– relativamente más alta, entre un 7% y un 15%, y la masa cardíaca aumentando un 70% menos en comparación con el grupo de placebo.

“Actualmente, no existe una píldora que haya demostrado su eficacia para tratar la obesidad grave, pero dicha obesidad es un problema de salud global que aumenta el riesgo de muchas otras enfermedades. Encontramos un medicamento oral que activa la quema de grasa en ratones para reducir la obesidad y la acumulación de grasa en órganos como el hígado y el corazón que contribuyen a la enfermedad”, explica David Kass, investigador principal del estudio. “No estoy sugiriendo ser un adicto a la televisión y tomar una pastilla, pero sospecho que combinado con dieta y ejercicio, los efectos de la inhibición de PDE9 pueden ser aún mayores”, aclara.

El bloqueo de la PDE9 incrementa la cantidad de una molécula pequeña conocida con el nombre de GMP cíclico, que a su vez tiene la función de controlar muchos aspectos de la función celular en todo el organismo. PDE9 es la enzima prima de otra proteína llamada PDE5, que también controla el GMP cíclico y es bloqueada por medicamentos como la Viagra. Los inhibidores de PDE9 son experimentales, por ello todavía el fármaco no tiene nombre comercial.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD