OMS recomienda tratar con Regeneron a pacientes en riesgo de ingreso

La OMS recomienda una terapia combinada de los anticuerpos casirivimab e imdevimab (Regeneron), tras mostrar que reduce el riesgo de hospitalización en algunos pacientes con COVID-19, y el riesgo de muerte en enfermos graves seronegativos.
Escrito por: Eva Salabert

24/09/2021

Terapia anti-COVID recomendada por OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado administrar un tratamiento en el que se combinan los anticuerpos casirivimab e imdevimab de Regeneron –el conocido cóctel que el ex presidente Trump puso de moda hace meses al afirmar haberlo usado para curarse del COVID-19– a dos grupos concretos de pacientes con COVID-19: aquellos que tienen más probabilidades de ser ingresados en el hospital aunque su enfermedad no sea grave, y los pacientes en estado grave o crítico que son seronegativos, es decir, que su organismo no ha generado una respuesta de anticuerpos contra la infección.

La terapia combinada de anticuerpos de Regeneron probablemente disminuye los fallecimientos (desde 49 menos por cada 1.000 en pacientes graves, hasta 87 menos en los que están en estado crítico)

Un panel del Grupo de Desarrollo de Directrices (GDG) de la OMS formado por expertos internacionales y pacientes es el responsable de estas recomendaciones, que se recogen en una nueva guía de la OMS, según se ha publicado en The BMJ. La primera de ellas se basa en los resultados de tres ensayos –que no han sido revisados por pares todavía– que han mostrado que es probable que la combinación de ambos fármacos de la empresa de biotecnología estadounidense reduzcan el riesgo de ingreso hospitalario y los síntomas de COVID-19 en los pacientes con más riesgo de desarrollar enfermedad grave, como las personas no vacunadas, las de edad avanzada, o las que estén inmunodeprimidas.

En cuanto a la segunda recomendación destinada a pacientes seronegativos, para hacerla se han fijado en los datos del ensayo RECOVERY, que revelan que casirivimab e imdevimab probablemente disminuyen el número de fallecimientos (desde 49 menos por cada 1.000 en pacientes graves, hasta 87 menos en los que se encuentran en estado crítico), y reducen la necesidad de ventilación mecánica. En el resto de pacientes con COVID hay pocas probabilidades de que los beneficios del tratamiento con estos anticuerpos resulten significativos.

La OMS pide una distribución equitativa de esta terapia anti-COVID

Los anticuerpos monoclonales casirivimab e imdevimab, utilizados en combinación, se unen a la proteína espiga del SARS-CoV-2 y neutralizan la capacidad de coronavirus para infectar a las células humanas. El grupo de la OMS ha reconocido que el acceso a este tratamiento por parte de los países con ingresos medios y bajos puede ser complicado por su elevado coste y baja disponibilidad. Además, será necesario realizar pruebas serológicas rápidas que permitan identificar a los pacientes gravemente enfermos para los que esté indicado el tratamiento con Regeneron®, que se debe administrar por vía intravenosa empleando para ello equipos específicos y manteniendo a los pacientes bajo vigilancia para detectar posibles reacciones alérgicas.

Casirivimab e imdevimab, en combinación, se unen a la proteína espiga del SARS-CoV-2 y neutralizan la capacidad de coronavirus para infectar a las células humanas

Otra de los posibles problemas que se pueden presentar es la aparición de nuevas variantes del coronavirus en las que estos anticuerpos no tengan la misma efectividad. Aunque estos expertos han afirmado que “las recomendaciones deberían servir de estímulo para poner en marcha todos los mecanismos posibles para mejorar el acceso global a la intervención y a las pruebas asociadas”.

La OMS ha emitido un comunicado en el que celebra la suma de otra alternativa terapéutica al arsenal mundial para combatir el COVID-19, pero pide que las empresas que los fabrican y los gobiernos tomen medidas para solucionar las dificultades que suponen el alto precio y la producción limitada de la combinación de anticuerpos Regeneron y garantizar la seguridad y manipulación adecuada del medicamento. Este fármaco ya estaba aprobado por la FDA.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD