Una píldora antiviral de Pfizer reduce un 89% el riesgo de COVID grave

Paxlovid, el fármaco antiviral experimental para tratar el COVID-19 de Pfizer puede reducir un 89% el riesgo de hospitalización y muerte en personas infectadas por SARS-CoV-2 y disminuir las probabilidades de transmisión del virus.
Escrito por: Eva Salabert

08/11/2021

Antiviral Pfizer reduce 89% riesgo muerte

La compañía farmacéutica Pfizer ha informado que su píldora antiviral experimental Paxlovid ha obtenido unos resultados excelentes en un ensayo clínico, ya que ha reducido un 89% el riesgo de ingreso hospitalario y muerte en las personas infectadas por el SARS-CoV-2 que recibieron el fármaco durante los tres días posteriores al inicio de los síntomas de COVID-19, y casi el mismo porcentaje en los pacientes que lo tomaron dentro de los cinco días primeros días con sintomatología.

Paxlovid “podría prescribirse como un tratamiento en el hogar para ayudar a reducir la gravedad de la enfermedad y las muertes, así como la probabilidad de infección por coronavirus”

Este medicamento anti-COVID de Pfizer es un inhibidor de la proteasa que ayuda a eliminar el coronavirus con rapidez, por lo que también disminuiría las probabilidades de transmitir la infección a otros. En el estudio en el que se ha probado han participado 774 personas que no estaban vacunadas contra el COVID y que tenían al menos otro problema de salud, como diabetes o enfermedad pulmonar.

Los resultados del estudio, según ha informado Pfizer en un comunicado de prensa, mostraron que solo tres (0,8%) de las 389 personas diagnosticadas con COVID-19 tratadas con el antiviral en los primeros tres días tras manifestar síntomas necesitaron ser hospitalizadas, en comparación con 27 (7%) de las 385 del grupo que tomó placebo. Además, siete de los individuos del grupo placebo falleció, mientras que en el grupo tratado no murió ningún paciente. La investigación todavía no ha sido revisada por pares para su publicación en una revista científica.

Albert Bourla, presidente y director ejecutivo de Pfizer, ha declarado que este tratamiento “tiene el potencial de salvar la vida de los pacientes, reducir la gravedad de las infecciones y evitar hasta nueve de cada diez hospitalizaciones”. Y ha afirmado también que garantizará “un acceso equitativo y amplio a las personas en todas partes”. La empresa no ha indicado cuál será el precio del fármaco, pero han indicado que se utilizará una tabla de precios escalonados para que los países con mayores ingresos paguen más que los que cuentan con menos recursos.

Cómo funciona Paxlovid, el antiviral de Pfizer

Evitar la expansión del SARS-CoV-2 en el organismo desde el inicio de la infección resultaría clave para que los pacientes no experimentaran síntomas graves y para frenar la pandemia, y los anticuerpos monoclonales son capaces de bloquear las proteínas presentes en la superficie del virus y retrasar la infección de nuevas células. El fármaco experimental de Pfizer se administra por vía oral y funciona en el interior de las células infectadas bloqueando las proteasas, unas enzimas que ayudan a los virus a replicarse en sus primeras etapas. Hay muchos inhibidores de la proteasa que ya se han aprobado para el tratamiento del VIH, y el nuevo fármaco es una versión del compuesto diseñado por los científicos de Pfizer para bloquear una proteasa en el coronavirus responsable del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) de 2003, de la misma familia que el SARS-CoV-2.

Este antiviral “tiene el potencial de salvar la vida de los pacientes, reducir la gravedad de las infecciones y evitar hasta nueve de cada diez hospitalizaciones”

El nuevo antiviral está formado en realidad por dos medicamentos distintos: el inhibidor de la proteasa del SARS-CoV-2 diseñado por Pfizer, conocido como PF-07321332, y un medicamento genérico contra el VIH aprobado hace años que se llama ritonavir que incrementa la eficacia de los inhibidores de la proteasa. Esta combinación es más eficaz porque el ritonavir ayuda a evitar las enzimas que descomponen el antiviral para que al fármaco le dé tiempo a actuar. Los participantes en el estudio tomaron seis píldoras cada día –dos del antiviral de Pfizer y una de ritonavir– en dos tomas: por la mañana y por la noche.

Paxlovid, según las conclusiones dadas a conocer por Pfizer “podría prescribirse como un tratamiento en el hogar para ayudar a reducir la gravedad de la enfermedad, las hospitalizaciones y las muertes, así como la probabilidad de infección después de la exposición, entre los adultos”.

En base a los resultados del ensayo la compañía farmacéutica ha decidido presentar los datos de los que dispone hasta el momento para solicitar la autorización de uso de emergencia de Paxlovid ante la FDA (Agencia de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos). Otro antiviral oral para tratar a los infectados por SARS-CoV-2, Molnupiravir, de Merck, está actualmente bajo revisión continua de la EMA (Agencia Europea del Medicamento) por considerar, según ha declarado el responsable de la estrategia vacunal de la EMA, Marco Cavaleri, que “los resultados preliminares de los estudios clínicos y de laboratorio sugieren que la medicina reduce la capacidad de multiplicación del virus y evita la hospitalización o muerte de los infectados”. Este medicamento ya ha sido autorizado en Reino Unido.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD