PUBLICIDAD

Un nuevo tratamiento de la menopausia evita efectos nocivos de la THS

EMPT, una nueva terapia para combatir los síntomas de la menopausia, proporciona los beneficios de los estrógenos para la salud ósea y cardiovascular, pero evita sus efectos adversos, como el riesgo de cáncer de endometrio.
Escrito por: Eva Salabert

23/11/2018

Mujer con menopausia

La terapia hormonal sustitutiva (THS) se emplea para combatir las consecuencias de las alteraciones hormonales que experimentan las mujeres durante la menopausia, como un descenso de estrógenos que las hace más propensas a desarrollar osteoporosis o enfermedades cardiovasculares, o síntomas menopaúsicos tan molestos como los sofocos o la atrofia vaginal.

La THS –administración de estrógenos para compensar el descenso de la producción de estas hormonas en el organismo femenino– se ha asociado a un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama o de endometrio. Para evitar los posibles efectos adversos de esta terapia investigadores españoles de la clínica MARGen y de la Universidad de Granada han desarrollado un nuevo tratamiento, llamado EMPT (Estrogen-Melatonin-Progestagen Therapy), que combina estrogenos, melatonina y progestágenos.

La melatonina compensa el potencial efecto de los progestágenos para favorecer el desarrollo de un cáncer de mama, y previene su aparición

Los autores de la investigación –que se ha publicado en Obstetrics & Gynecology International Journal–, han explicado que administar estrógenos –que protegen contra la mayoría de los problemas de salud relacionados con la menopausia– como única terapia, incrementa el riesgo de sufrir cáncer de endometrio (el revestimiento interior del útero), mientras que si se administran junto a progestágenos –que ayudan a prevenir esa neoplasia–, aumentan las probabilidades de desarrollar otro tipo de tumores, en este caso un cáncer de mama.

Efectos antitumorales de la melatonina

Al diseñar una fórmula que incluye tanto progestágenos, como melatonina, se consigue que los progestágenos contrarresten el riesgo de cáncer endometrial, mientras que la melatonina se encarga de compensar el potencial efecto de los progestágenos en el cáncer de mama, previniendo su aparición, según afirma el Dr. Jan Tesarik, uno de los investigadores.

La nueva terapia, que se basa en los descubrimientos científicos recientes sobre los mecanismos moleculares de los efectos antitumorales de la melatonina a nivel tanto preventivo, como curativo, constituye, en opinión de los autores del estudio, una alternativa terapéutica segura y eficaz, exenta de efectos secundarios, indicada para mujeres menopáusicas para las que los tratamientos disponibles actualmente no son recomendables.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD