PUBLICIDAD

En la tercera edad el cerebro sigue creando miles de nuevas neuronas

El cerebro de los adultos produce miles de nuevas neuronas al menos hasta los 87 años de edad, según demuestra un estudio que también ha comprobado que este proceso de neurogénesis está dañado en pacientes con alzhéimer.
Escrito por: Eva Salabert

27/03/2019

Proceso de neurogénesis en persona de la tercera edad

Una nueva evidencia científica corrobora la tesis de que el cerebro de los seres humanos continúa generando nuevas neuronas –fundamentales para el aprendizaje y la memoria– a lo largo de toda la vida, o como mínimo hasta los 87 años de edad. Sin embargo, aunque esto es así en las personas que no padecen ninguna enfermedad neurológica, en las fases iniciales del alzhéimer el número de nuevas neuronas se reduce drásticamente, y sigue disminuyendo progresivamente a medida que avanza la enfermedad.

El estudio que ha llegado a estas conclusiones –que se ha publicado en Nature Medicine– ha sido realizado por investigadores españoles, y se ha basado en el análisis de muestras del hipocampo procedentes de 58 individuos, 13 de los cuales –que habían fallecido entre los 43 y los 87 años– tenían un cerebro sano, mientras que los otros 45 padecían alzhéimer.

Aunque se ha comprobado que la producción de neuronas se ralentiza con el envejecimiento –los tejidos de los donantes más jóvenes tenían un 30% más cantidad de neuronas inmaduras que los de los donantes más ancianos–, los resultados mostraron que todavía hay una gran cantidad de estas células en el giro dentado del cerebro en la novena década de la vida.

La neurogénesis se deteriora en los pacientes con alzhéimer

Los investigadores detectaron alrededor de 30.000 neuronas jóvenes por milímetro cúbico de cerebro en una zona del hipocampo denominada capa granular, lo que suponía un 4% del total de neuronas presentes en dicha área, y que, según ha explicado María Llorens-Martín, investigadora en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de Madrid y coordinadora del trabajo, es una cantidad muy elevada.

La cantidad de nuevas neuronas se reduce significativamente en las fases iniciales del alzhéimer, y sigue disminuyendo a medida que avanza la enfermedad

Al analizar el encéfalo de los 45 individuos con alzhéimer, sin embargo, descubrieron que en las fases iniciales de la enfermedad solo había 20.000 neuronas jóvenes por milímetro cúbico –un 33% menos que en los cerebros de los individuos sanos–, mientras que en el caso de las muestras cerebrales procedentes de pacientes con alzhéimer avanzado había unas 11.000 (un 63% menos), lo que representa el 1,5% de la zona de hipocampo analizada.

Resultados contradictorios sobre la regeneración neuronal

La neurogénesis o regeneración de las neuronas del hipocampo ya se había observado en ratones y en primates, e incluso varios estudios habían comprobado que también el cerebro humano producía nuevas neuronas en el hipocampo durante la edad adulta, pero un trabajo realizado por el científico Arturo Álvarez-Buylla, que ganó el premio Príncipe de Asturias 2011 por su estudio de la neurogénesis, encontró que la producción de nuevas neuronas cesaba al finalizar la infancia.

Los autores del nuevo trabajo han comprobado que los tratamientos químicos a los que deben someter las muestras de tejido cerebral para poder estudiarlas afectan a la señal emitida por las nuevas neuronas y dificulta su detección, por lo que atribuyen a este hecho los resultados contradictorios de los estudios sobre el tema. En su caso, ellos han empleado una combinación de métodos que les ha permitido visualizar la neurogénesis y conocer mejor cómo maduran las nuevas neuronas generadas en el giro dentado del cerebro humano.

Llorens-Martín afirma que gracias a esta metodología han podido analizar con detalle las etapas por las que pasan las nuevas neuronas antes de su completa maduración, las proteínas que sintetizan, y cómo varía su forma y posición en el giro dentado. Los hallazgos de la investigación, además, suponen un avance en el conocimiento de las enfermedades neurodegenerativas, en especial del alzhéimer, ya que si fuera posible detectar que la producción de nuevas neuronas ha disminuido en un individuo esto podría ser un indicador precoz del desarrollo de esta demencia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD