Vinculan un mayor nivel educativo con el envejecimiento saludable

Los adultos mayores con educación universitaria y una renta más elevada disfrutan de un envejecimiento más activo y saludable en comparación con las personas de su misma edad con un menor nivel educativo y económico.
Escrito por: Eva Salabert

24/07/2020

Envejecimiento saludable vinculado con el nivel educativo

Un nuevo estudio internacional en el que han participado instituciones de 11 países europeos y que ha sido dirigido por científicos del King's College London (Reino Unido) ha comprobado que los adultos mayores que tienen un mayor nivel educativo y de renta tienen más probabilidades de disfrutar de un envejecimiento activo y saludable.

En el estudio, que forma parte del proyecto europeo ATHLOS cuyo objetivo es identificar los factores que favorecen un envejecimiento saludable y con calidad de vida, han participado la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), la Universidad Complutense de Madrid (UCM), el Parc Sanitari Sant Joan de Déu y el CIBER en sus áreas de Salud Mental (CIBERSAM) y Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP).

Las personas mayores con educación universitaria tendrían hasta 10 puntos más de salud que un coetáneo con un bajo nivel educativo

Los investigadores, que han analizado numerosos factores relacionados con la salud como las aptitudes físicas, la salud mental, las enfermedades crónicas o los déficits sensoriales en una muestra de más de 140.000 personas mayores de todo el mundo, han explicado que pretenden obtener una visión del envejecimiento que se base en la salud y no tanto en la edad de los individuos.

El impacto del nivel educativo y la renta sobre la salud del mayor

Los resultados del estudio, que se han publicado en The Lancet, revelan que sobre una escala de 100 puntos las personas mayores con educación universitaria tendrían hasta 10 puntos más de salud que un coetáneo con un bajo nivel educativo, mientras que unos elevados ingresos supondrían más de ocho puntos en el nivel de salud de un adulto mayor en comparación con otro de la misma edad pero con menor renta.

El impacto del nivel educativo y económico sobre la salud se observó en personas mayores de todos los países analizados –entre ellos España, Estados Unidos, Japón y Reino Unido–

El impacto del nivel educativo y la renta sobre la salud se observó en personas mayores de todos los países analizados –entre ellos España, Estados Unidos, Japón y Reino Unido–, por lo que los autores afirman que es un "efecto universal". Además, se confirmaron dos efectos clásicos cuando se mide la salud de los adultos mayores: el primero es que a mayor edad peor es la salud y que se produce una significativa disminución a partir de los 80 años, y el segundo que las mujeres mayores suelen disfrutar de mejores niveles de salud que los varones de su misma edad.

La educación protege la salud

Los autores del trabajo afirman que “la principal conclusión que se desprende de este estudio es que la educación tiene una capacidad protectora en la salud cuando nos hacemos mayores". La formación académica suele contribuir a que se busquen mayores fuentes de ingresos y de prosperidad económica.

Un mayor nivel educativo también permite que las personas mayores dispongan de más recursos y estén más concienciadas para buscar soluciones a los problemas de salud que se les presenten, lo que evitaría su agravamiento y les proporcionaría un mayor bienestar y calidad de vida. Por ello, estos investigadores han declarado que es fundamental que los estados se comprometan a facilitar herramientas educativas a la población, no solo porque esto ayudaría a mejorar la economía del país, sino por los efectos beneficiosos sobre la salud de dicha población a largo plazo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD