PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Lentillas, cuidados y consejos
¿Harto de verte con gafas? ¿Te molesta llevarlas en el trabajo o al hacer deporte? Las lentillas pueden ser tu solución. Conoce la variedad que hay en el mercado, cómo usarlas y cómo cuidarlas para proteger tu salud visual.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

¿Puedo usar lentillas?

Cada día son más las personas que no quieren verse con gafas todos los días, o a las que les molesta llevarlas de manera puntual durante una celebración en la que, quizá, estropeen su look. Ya sea por estética, por comodidad, o por seguridad en determinados trabajos, buscan alternativas para usar las gafas sólo por las noches o en la intimidad de su hogar o, si es posible, no usarlas jamás.

Sin embargo, no todo el mundo puede someterse a una operación de cirugía para eliminar sus problemas de visión, o simplemente no se atreven a hacerlo, por lo que las lentes de contacto –conocidas popularmente como lentillas–, constituyen su mejor alternativa. Por suerte, casi todas las personas pueden usar lentillas gracias a que en la actualidad hay bastantes tipos de lentes de contacto que se adaptan perfectamente a los diversos problemas de visión y a los diferentes tipos de ojo.

Es importante que si has decidido usar lentillas acudas a un óptico para que te oriente sobre el tipo más adecuado en tu caso, después de realizar in situ varias pruebas, y valorar el uso que les vas a dar. Ir a una óptica y comprar unas lentillas al azar con la misma graduación que las gafas es un error que debes evitar si quieres proteger tu salud visual.

En este sentido, los niños, los mayores, las personas que trabajan en ambientes con sustancias tóxicas o polvo en suspensión, o aquellas con problemas añadidos en los ojos (por ejemplo, gran sequedad ocular) deben extremar el control previo al primer uso de lentillas, puesto que es probable que el especialista las desaconseje.

Orígenes de las lentillas o lentes de contacto

Fue a finales del siglo XIX cuando se idearon las lentes de contacto que conocemos en la actualidad, gracias al trabajo del soplador de vidrio alemán F. A. Müller. No obstante, fue el gran Leonardo da Vinci el primero que pensó en la posibilidad de corregir la vista, algo que desarrolló en mayor profundidad René Descartes y, posteriormente, médicos alemanes y franceses. Eran los primeros pasos hasta llegar a algo tan común en nuestro día a día como unas lentes de contacto.

Hoy en día, hay lentillas para casi todos los problemas y personas. Aunque popularmente se cree que sólo son aptas para personas con miopía, las hay también para corregir la hipermetropía, el astigmatismo, y hasta progresivas, ideales para la presbicia, conocida popularmente como ‘vista cansada’, y que se sufre a partir de la mediana edad. Y, por supuesto, también las hay simplemente decorativas, un complemento más, al igual que el bolso o los zapatos, para los más atrevidos.

Actualizado: 23 de Octubre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

16%
de las intervenciones de cirugía estética son para corregir las realizadas por profesionales inadecuados
'Fuente: 'Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE)''