PUBLICIDAD

Cómo sentarte al volante para evitar lesiones y accidentes

Conoce cuál es la postura adecuada que debes adoptar al volante para evitar accidentes, ya que te permitirá reaccionar mejor ante imprevistos, y minimizar las lesiones en trayectos largos, o en caso de colisión.
Mujer sentada en el coche colocándose el cinturón de seguridad para evitar lesiones y accidentes.

Recuerda ajustar el asiento y el volante antes de empezar la marcha, pues puede suponer una distracción.

Conducir durante horas puede resultar agotador y pasar factura a tu salud. Al volante es necesario ser cuidadoso y prestar atención a ciertos detalles como la hidratación antes y durante el viaje, así como la manera de regular nuestro asiento y la posición que adoptamos detrás del volante, ya que si se mantiene una mala postura durante un largo tiempo en carretera, se pueden llegar a sufrir lesiones como consecuencia de la tensión en las piernas, brazos, espalda y, sobre todo, en el cuello.

Siguiendo los consejos que te vamos a ofrecer a continuación, además de evitar posibles dolencias durante el viaje, o en caso de que se produzca un accidente de tráfico, también podrás prevenir estos problemas en muchos casos, pues con una buena colocación al volante la reacción ante cualquier imprevisto mejora considerablemente.

Cómo sentarte al volante para evitar lesiones y accidentes

Estas son las comprobaciones que tienes que realizar antes de coger el coche por primera vez, o si el coche no es tuyo; recuerda hacerlo siempre con el vehículo parado, pues en movimiento puede ser motivo de distracción:

Distancia del asiento a los pedales

Cuando te sientes en el coche es importante que regules el asiento hacia delante hasta que tus piernas lleguen cómodamente a los pedales; la postura óptima es aquella en la que la flexión de piernas tiene un ángulo de 135 grados respecto al muslo. Un truco para saber si la posición es correcta es pisar a fondo el pedal del embrague, y comprobar si se desplaza de manera completa con facilidad, y sin necesidad de mover hacia delante el cuerpo.

Zihara Esteban, directora de Drivers academy RACE-Red Bull, nos advierte de la importancia de mantener una buena postura al volante. En este caso, los riesgos de estar muy cerca o muy lejos son no poder maniobrar bien ante un elemento o maniobra inesperada. Además, la ventaja de tener la pierna ligeramente flexionada es que en caso de impacto el golpe lo absorberían las rodillas, y no la cadera.

Altura del asiento

La altura del asiento debe situarse a una distancia a la que se pueda ver la calzada de manera amplia. Como es lógico, la visibilidad tiene preferencia, pero hay que intentar que el asiento esté lo más bajo posible, porque de esta manera el conductor tendrá un mayor control del volante, y se verá menos afectado por los movimientos de la carrocería.

Este punto es importante porque dependiendo de la altura del asiento el cinturón de seguridad actuará mejor o peor ante una colisión.

Posición del respaldo

Posición del respaldo

Para poder evitar los comunes dolores de espalda que aparecen como consecuencia de un largo viaje, la posición del respaldo del asiento del vehículo no debe hacer que el conductor se encuentre ni rígidamente sentado, ni muy tumbado. La manera ideal de colocarlo es aquella que permita que el cuerpo forme poco más de un ángulo recto, y siempre teniendo en cuenta que se deben tener la espalda, la cabeza, y los muslos completamente apoyados.

Uno de los principales riesgos asociados a una mala colocación de la posición del respaldo sería un posible efecto submarino en caso de accidente, advierte Zihara Esteban. Consiste en que al tener el respaldo muy tumbado el efecto del cinturón de seguridad no sería del todo seguro y, en caso de chocar, el cuerpo del conductor podría deslizarse por debajo del mismo, además de otros riesgos para la salud como fracturas y lesiones en la clavícula y los hombros.

Colocación del reposacabezas

El reposacabezas es el gran olvidado a la hora de prepararse para comenzar la ruta. La mejor manera de colocarlo es que la parte superior coincida con la altura de los ojos, y a una distancia de unos cuatro centímetros.

Este paso es muy importante que se haga también en el caso de los pasajeros, pues esta parte del asiento ayuda a sujetar la cabeza en caso de colisión, evitando el latigazo cervical, principal riesgo de no ajustar bien el reposacabezas del asiento.

Altura del volante

La altura del volante debe estar en sintonía con una buena visión del cuadro de mandos y de la carretera y, además, no debe chocar con las rodillas. La forma de proceder para determinar su posición perfecta es con la espalda totalmente apoyada en el asiento, estirar los brazos por completo por encima del volante, y que las muñecas toquen la parte superior del mismo, porque así al cogerlo de manera natural los codos estarán ligeramente flexionados.

Si el volante se coloca muy alto, nos explica Zihara Esteban, los hombros estarán en tensión durante el viaje, lo que provoca una fatiga que podría causar contracturas musculares. Además, puede causar un cambio en la postura de las manos, que tenderán a bajar, y así serán menos rápidas ante un imprevisto. En el caso de llevar los brazos extendidos, aumenta el riesgo de fractura ante un choque.

Posición de las manos

Posición de las manos al volante

Durante la conducción ambas manos deben estar siempre colocadas sobre el volante, excepto en los casos en que haya que utilizar una de ellas para maniobrar con otras partes del coche. La colocación adecuada es la que representa sobre el volante las diez y diez, como si se tratase de la superficie de un reloj. De esta manera, su manipulación será mucho más cómoda y efectiva.

Es muy importante no introducir los dedos por dentro de las hendiduras del volante, explica Zihara Esteban, pues en caso de accidente se puede perder el control de la dirección y el volante puede girar de manera brusca. Por ello, se deben evitar estas malas posturas para prevenir fracturas y lesiones en los dedos.

Cinturón

El cinturón es una herramienta clave en la seguridad al volante, y es tan importante que todos los pasajeros se lo coloquen, como que lo hagan de manera correcta. La mayoría de las personas solo lo enganchan al soporte en el asiento, sin más; sin embargo, Zihara Esteban, miembro del equipo de seguridad vial de la RACE, nos explica la manera correcta de colocarlo para asegurarnos de que nos proporcione la mayor seguridad posible.

Una vez se haya anclado el cinturón al asiento, la cinta inferior debe estar a la altura de la cadera y tensa, para poder así sujetar mejor el cuerpo si se produce un choque. En el caso en el que se lleve una hebilla grande, el cinturón de seguridad se colocará por encima de ella. La parte superior de este método de contención se pondrá sobre el hombro y la clavícula para que pueda sujetar todo el tronco.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD