PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Alimentos para cuidar tu cabello
Un pelo fuerte, brillante y sin grasa es sinónimo de un cabello sano. Aunque la genética también influye, llevar una dieta equilibrada que aporte todos los nutrientes es clave si quieres lucir una buena cabellera.
Escrito por Leire Moneo, Periodista experta en alimentación

Canas, caspa, grasa… ¿Cómo influye la dieta en su aparición?

El brillo, la fortaleza y el grosor son las características más deseadas de un cabello bonito, pero en ocasiones hay que convivir con las canas, con el pelo graso o con la caspa. ¿Hasta qué punto influye la alimentación en estos problemas cotidianos? Según la doctora Cristina Serrano, miembro del Grupo de Tricología de la Academia Española de Dermatología y Venereología, AEDV, y especialista de la Clínica Dermatológica Serrano de Granada, estas situaciones suelen estar más determinadas por la genética y los cambios hormonales, aunque llevar una dieta equilibrada y saludable ayuda a contrarrestarlos.

“El pelo graso es una enfermedad dérmica que aparece por un aumento del tamaño y de la función de las glándulas sebáceas. Los andrógenos (hormonas masculinas) regulan la secreción sebácea en mayor medida. Cuando existe un pelo muy graso en primer lugar debemos descartar que exista alguna enfermedad a nivel de los ovarios o de las glándulas suprarrenales, que es donde se producen en la mujer los andrógenos. Determinados alimentos o situaciones de estrés (que aumentan el estímulo androgénico) pueden hacer que empeore, pero la causa será otra”, explica Cristina Serrano.

Por su parte, la dermatóloga asegura que “el encanecimiento del pelo suele ser una manifestación del proceso de envejecimiento y se debe a una reducción progresiva de la melanogénesis, con pérdida o inactividad de los melanocitos (células encargadas del pigmento del pelo). Se considera un proceso determinado genéticamente. Cuando la canicie es precoz puede existir una alteración autoinmune o una enfermedad sistémica asociada, pero no se ha demostrado que la alimentación influya o cause la aparición de canas”.

Algo similar ocurre con la caspa, ya que no hay ninguna evidencia de que la alimentación sea la causa directa de la aparición de este problema. Sin embargo, mantener una dieta inadecuada, pobre en vitamina B y rica en grasas saturadas, puede influir negativamente en que el pelo esté graso y con caspa.

Actualizado: 14 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Leire Moneo

Periodista experta en alimentación
Leire Moneo

PUBLICIDAD

Salud en cifras

80%
de los españoles no toma un desayuno equilibrado y saludable
'Fuente: 'II Estudio Lidl-5 al día sobre los Hábitos del Desayuno en España''

PUBLICIDAD