PUBLICIDAD

Embarazo
Oxitocina en el parto
La oxitocina es una hormona que segrega de forma natural el organismo, y que llegado el momento provocará el inicio del trabajo de parto. Te explicamos cómo funciona y cuándo se recurre a su empleo artificial.
Escrito por María Alba Jiménez, Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares y residente de pediatría en el hospital La Paz de Madrid

Qué es la oxitocina

La oxitocina es una hormona que se libera de forma natural en el organismo en varios momentos de la vida de la mujer; así, por ejemplo, su síntesis es estimulada por las contracciones uterinas que ocurren durante el coito, por la distensión del útero que se produce durante el parto, así como en respuesta a la estimulación del pezón por la succión del recién nacido cuando lacta.

Tanto el embarazo como el parto son procesos en los que intervienen multitud de hormonas sintetizadas por el cuerpo humano, cada una de las cuales ejerce una función diferente y un papel decisivo a lo largo de la gestación, y algunas hormonas como la oxitocina, que en la primera mitad del embarazo a penas se encuentran activas, intensificarán su acción en los últimos meses del embarazo, especialmente en el momento del parto.

De la misma forma en que a la progesterona se la conoce como la hormona del embarazo dada su función principal durante la gestación, se denomina hormona del parto a la oxitocina porque su acción es necesaria para que pueda tener lugar este evento. Esta hormona es la encargada de provocar las contracciones del útero necesarias para que el bebé se desplace a través del canal del parto y pueda salir al exterior, y para que el cuello del útero se dilate y permita el paso del bebé.

Entre los órganos que se encargan de producir las hormonas que participan en la gestación se encuentra el hipotálamo, una glándula que se localiza en la región central del cerebro, y que es la encargada de formar la oxitocina, que una vez sintetizada es liberada al torrente sanguíneo, desde donde viajará al útero para estimular las contracciones durante el parto y el alumbramiento de la placenta.

Cuando se debe inducir el parto por razones médicas, o si es preciso acelerar el proceso de parto o la embarazada no produce suficiente oxitocina, se recurre a la versión artificial de esta hormona, la oxitocina sintética, cuyo uso te explicamos en el apartado 'La oxitocina en el parto inducido'.

Actualizado: 21 de Diciembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

María Alba Jiménez

Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares y residente de pediatría en el hospital La Paz de Madrid
María Alba Jiménez

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Samanta Villar, autora de Madre hay más que una

La televisiva Samanta Villar, que alcanzó la fama con 21 días o Conexión Samanta, desvela su particular visión de lo ‘que nadie te cuenta de la maternidad’ en su libro 'Madre hay más que una'. Foto Marina Vilanova.

Samanta Villar

Periodista, presentadora y autora del libro 'Madre hay más que una', un relato sobre la aventura de ser madre
“Se tendría que pagar un salario a las madres y los padres que crían a sus hijos, porque el sacrificio y la dedicación que requiere es bestial”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de las personas que se someten a tratamientos de fertilidad tiene síntomas depresivos
'Fuente: 'Hospital Vithas Nuestra Señora de América''