PUBLICIDAD

Bebés y niños
¿Por qué llora mi bebé?
Te ayudamos a identificar las causas más comunes del llanto para calmar las necesidades de tu bebé, y reconocer los signos que pueden indicar que detrás de sus lloros hay un problema de salud.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

El llanto del bebé: ¿cuándo nos debemos preocupar?

En la mayoría de casos el llanto del bebé únicamente responde a necesidades fisiológicas, pero en algunas ocasiones puede formar parte de un proceso más importante, por lo que habrá que reconocer si hay algún signo de alarma por el que debamos realmente preocuparnos.

Signos de alarma del llanto en el bebé:

Fiebre

La causa más frecuente de la fiebre en los bebés son los procesos infecciosos víricos, y la mayoría de ellos suelen curar sin tratamiento. Ahora bien, la actitud de los pediatras será diferente según la edad que tenga el bebé:

  • Si nuestro bebé tiene menos de tres meses y fiebre mayor de 38ºC deberá ser visto por un pediatra, y con especial urgencia si tiene menos de un mes. La fiebre en los recién nacidos puede ser signo de una infección más grave, puesto que su sistema inmunológico es todavía muy inmaduro.
  • En los bebés mayores de seis meses, la asociación de fiebre más llanto, cuando éste aparece de forma brusca por la noche y de forma inconsolable, suele estar relacionado con la infección del oído medio (otitis media) en aquellos bebés que han estado resfriados en los días previos. La mayoría de los casos curarán únicamente con antiinflamatorios, aunque el pediatra debe establecer si es necesario, además, un tratamiento antibiótico específico.

Rechazo de la alimentación o pérdida de peso

Si normalmente nuestro bebé es buen comedor y empieza progresivamente a rechazar las tomas, comer cada vez menos, no ganar peso (lo que los pediatras llamamos “desmedro”) y a llorar con insistencia, será motivo para consultar con su especialista. Será necesario descartar infección urinaria o reflujo gastroesofágico, entre otros.

Letargia, somnolencia

En este caso deberemos comparar la situación con el comportamiento habitual de nuestro bebé. Si normalmente es un bebé activo y despierto y lo encontramos hipoactivo, somnoliento o letárgico, con un llanto apagado y débil, y sin responder activamente a estímulos externos, deberemos también consultar con el pediatra.

Vómitos o diarrea

Si el llanto se acompaña de vómitos o diarrea posiblemente sea debido a dolor abdominal. Aunque en los adultos un cuadro de gastroenteritis puede ser algo banal, en los bebés hay que tener especial cuidado, ya que tienen mucho más riesgo de deshidratación, que debe prevenirse administrando un suero de rehidratación oral.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''

PUBLICIDAD