PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Las lentes de contacto alteran la flora bacteriana

El uso de lentillas puede alterar la flora bacteriana de los ojos, que los protege frente a microorganismos externos, y contribuir a la aparición de infecciones como conjuntivitis o queratitis, según revela un nuevo estudio.
Una mujer se coloca una lente de contacto

Los investigadores aconsejan extremar la higiene a los alrededor de cien millones de usuarios de lentes de contacto que se estima que hay en el mundo.

01 de Abril de 2016

Nuestros ojos contienen una población de bacterias que nos protegen frente a microorganismos extraños, pero el uso de lentillas puede alterar esa flora bacteriana ocular, razón por la cual las personas que usan lentes de contacto son más propensas a padecer infecciones –como conjuntivitis o queratitis–, según han comprobado investigadores de Nueva York (EE.UU.) que han publicado sus hallazgos en la revista de la Sociedad Americana de Microbiología mBio.

Las bacterias presentes en los ojos de los usuarios de lentillas se asemejaban más a la población de microbios que contiene la piel que rodea al ojo, que a las bacterias que se encuentran en el ojo de aquellos que no utilizan lentes de contacto

Los investigadores analizaron 250 muestras de 58 adultos y observaron que las bacterias presentes en los ojos de los usuarios de lentillas se asemejaban más a la población de microbios que contiene la piel que rodea al ojo –como Pseudomonas, Acinetobacter, Methylobacterium y Lactobacillus–, que a las bacterias que se encuentran en el ojo de aquellos que no utilizan lentes de contacto, y cuya flora ocular es más rica en Haemophilus, Streptococcus, Staphylococcus y Corynebacterium.

Los autores del estudio han atribuido el fenómeno a dos posibilidades: o bien que las bacterias sean transferidas al ojo a través de la piel del dedo cuando el usuario se las coloca, o a que de alguna forma la lentilla tenga la capacidad de desplazar de la superficie ocular ciertos grupos bacterianos en beneficio de otros distintos.

En cualquier caso, estos expertos explican que son necesarios nuevos estudios para concretar las causas, y que de momento solo aconsejan extremar la higiene a los alrededor de cien millones de usuarios de lentes de contacto que se estima que hay en el mundo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD