PUBLICIDAD

Bebés y niños
El sacaleches: lactancia materna en diferido
Para que la lactancia materna en diferido sea tan exitosa como la tradicional, debes conocer algunas claves fundamentales sobre este aparato imprescindible para llevarla a cabo: el sacaleches. Aquí te las contamos.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Tipos de sacaleches y precios

A la hora de elegir sacaleches, vas a encontrar en el mercado diferentes tipos y es conveniente que los conozcas todos para que optes por el que mejor se adapte a ti, a tus necesidades y a tu economía, ya que los precios oscilan entre los 40 € y los 200 €, en función de las características del aparato y de la marca que escojas.

En primer lugar encontramos dos tipos de sacaleches manual: el de bocina y el de palanca.

  • El primero de ellos, el sacaleches de bocina, a pesar de ser el más barato –ronda los 10€– no es muy aconsejable, ya que se corre el riesgo de que la leche pase al interior de la perilla y, además, resulta complicado de limpiar.
  • En el caso del sacaleches de palanca, suele ser muy fácil de usar aunque no tengas experiencia previa. Es ligero y se limpia sin dificultad. Su reducido tamaño te permite incluso dar de mamar a tu hijo con el otro pecho mientras te extraes la leche. En cuanto a su precio, si buscas ofertas puedes encontrarlos a partir de 20 € y hasta los 80 €, aproximadamente.

La segunda opción es el sacaleches eléctrico, en su versión simple o doble, este último permite extraer la leche de los dos pechos al mismo tiempo. Aquí sí que no es necesario tener ningún tipo de experiencia, ya que basta con que coloques el sacaleches en el pecho y enciendas el aparato para que él realice todo el trabajo. Cuenta con un regulador con el que puedes controlar la intensidad de la extracción y suelen ser pequeños y fáciles de transportar. Por supuesto, su coste es mucho mayor que en el caso anterior y va desde los 40 € de un sacaleches simple hasta los más de 200 € por uno doble.

Existe una tercera opción, se trata del sacaleches hospitalario. La única diferencia entre los sacaleches hospitalarios y los eléctricos es que los primeros son más potentes y están recomendados en casos en los que las extracciones deben realizarse de forma frecuente, por ejemplo, cuando se trata de bebés prematuros; pero también son más pesados y más difíciles de transportar. Su precio, como es lógico, es mayor que el del sacaleches eléctrico, por lo que las mamás que optan por él suelen alquilarlo, ya que hay hospitales en los que se alquila para uso domiciliario.

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD