PUBLICIDAD

Adoptar en el extranjero
¿Estáis pensando en adoptar a un niño de otro país? El camino resulta hoy, más que nunca, largo y costoso, pero no imposible. Os explicamos, paso a paso, el proceso a seguir en una adopción internacional.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Adoptar en el extranjero: recoger al niño adoptado en su país

Adoptar en el extranjero: recoger al niño adoptado en su país

Una vez tramitado el expediente de adopción, toca esperar a que el país de origen haga su propuesta de asignación. Esta es la fase que requiere más paciencia, pues depende de la situación en la que se encuentre el país del niño, la media actual oscila entre los dos y los tres años, aunque en ocasiones exasperantes se puede alargar hasta los seis, como ocurre en la actualidad con China.

Pero, cuando por fin llega, es sin duda uno de los momentos más emocionantes de esta travesía, ya que el niño adquiere por fin identidad y cara: su informe incluye toda la información relevante (que cumple los requisitos de adoptabilidad, informe psicosocial, historia médica, etcétera) y una esperadísima fotografía suya. Aunque no sólo basta con que vosotros aceptéis por escrito, la autoridad competente de la comunidad autónoma que declaró vuestra idoneidad anterior debe manifestar también su acuerdo o desacuerdo respecto a la asignación propuesta.

Con todo preparado, viajaréis entonces al país materno de vuestro hijo, donde lo recogeréis. Dependiendo del país deberá viajarse una o dos veces, Costa de Marfil, Rusia y Honduras requieren dos visitas, mientras que en China solo hace falta una. Allí, un juez de menores debe dar validez a la asignación, un proceso judicial que se puede extender varios días, e inclusos meses, según el país del que hablemos, y que es aprovechado por muchos padres para irse conociendo. Además el Consulado Español en el país de adopción debe inscribir la adopción para que el menor pueda salir del país.

Ya de vuelta, todavía queda un poco más de papeleo: debéis comunicar vuestra llegada a España al Servicio de Protección de Menores de vuestra comunidad autónoma, y solicitar que inscriban la adopción en el Registro Civil de vuestra localidad. Además, todos los países exigen la remisión de informes de seguimiento que deben enviarse con la regularidad exigida. Y es que, una vez en casa, ha empezado otra fase de esta extraordinaria travesía, la integración de vuestro hijo en la familia y el entorno. 

Más información en Adopción.org

 

Actualizado: 18 de Abril de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD