Mascarillas para niños: guía de uso y cómo hacerlas
Con la desescalada los niños pueden por fin salir a la calle. Descubre cómo son las mascarillas infantiles para protegerse contra el coronavirus, cómo usarlas correctamente y cómo convertir una de adulto en una de su talla.

Cómo convertir una mascarilla de adulto en una de niño

Actualizado: 3 de agosto de 2020

Ante la elevada demanda de mascarillas infantiles, son muchas las farmacias y tiendas online que se han quedado sin existencias. Si no quieres que tu hijo tenga que esperar para poder correr y jugar en la calle, te contamos dos maneras de convertir una mascarilla quirúrgica de adulto en una de niño adecuada a su talla. Eso sí, recuerda que se tiene que seguir con la recomendación de no llevar el cubrebocas más de cuatro horas, y desecharla tras su uso, y que, tal y como recomiendan los CDC, su uso no es aconsejable en menores de dos años.

Con una mascarilla de adulto se podrá crear una más pequeña adaptable a los niños, siguiendo las mismas recomendaciones que para las de los mayores

Podemos hablar de dos modos de transformar una talla de adultos en una infantil. Para la primera manera que os vamos a mostrar, tal y como nos ha explicado el Dr. Borja de Yñigo Mojado, podólogo que realizó su tesis doctoral sobre las mascarillas, se necesita una mascarilla y una grapadora. Los pasos son los siguientes:

  • Cómo convertir una mascarilla de adulto en una de niño: paso 1

    1. Cogemos la mascarilla quirúrgica y la colocamos sobre una superficie limpia con la parte blanca hacia arriba.

  • Cómo convertir una mascarilla de adulto en una de niño: paso 2

    2. Cogemos la esquina inferior derecha y la doblamos hacia dentro de la mascarilla llevándola al borde superior, de tal forma que el lado derecho se solapará con el lado superior de la mascarilla.

  • Cómo convertir una mascarilla de adulto en una de niño: paso 3

    3. Ahora solo queda una esquina en la parte derecha en forma de punta, que vamos a doblar y situar sobre la antigua esquina inferior derecha, en el borde superior de la mascarilla, coincidiendo las dos esquinas una encima de la otra.

  • Cómo convertir una mascarilla de adulto en una de niño: paso 4

    4. A continuación cogemos estas dos esquinas y las separamos de la mascarilla; vemos que nos queda un pliegue que cogeremos y doblaremos sobre sí mismo, y situaremos la punta de este pliegue encima de las otras dos esquinas.

  • Cómo convertir una mascarilla de adulto en una de niño: paso 5

    5. Lo grapamos todo a la propia mascarilla.

  • Cómo convertir una mascarilla de adulto en una de niño: paso 6

    6. En el lado izquierdo haríamos lo mismo.

Cómo transformar una mascarilla quirúrgica en una infantil sin usar grapas

La segunda forma de transformar unas mascarilla de talla adulto en una para niños es una opción para aquellos que no tengan grapadora o grapas en casa, pues solo se necesita la mascarilla. Este es el paso a paso: 

  • Cómo convertir una mascarilla de adulto en una de niño: paso 1

    1. Coge la mascarilla con la parte de color hacia arriba, haz un doblez de tal manera que la parte superior interna quede en la parte de arriba.

  • Cómo convertir una mascarilla de adulto en una de niño: paso 2

    2. Repite el mismo paso con la parte inferior, pero colocándolo sobre el doblez de la parte superior.

  • Cómo convertir una mascarilla de adulto en una de niño: paso 3

    3. Sin soltarlo, haz un nudo en las gomas de las orejas, lo más pegado a la tela que puedas.

  • Cómo convertir una mascarilla de adulto en una de niño: paso 4

    4. Repite el paso en el otro extremo.

  • Cómo convertir una mascarilla de adulto en una de niño: paso 5

    5. Coge el cubrebocas de los extremos y da la vuelta a la tela, dejando a la vista la que estaba en el interior, la parte azul.

  • Cómo convertir una mascarilla de adulto en una de niño: paso 6

    6. Ya estaría lista la mascarilla para niños. Si quieres, puedes añadir un par de grapas en los extremos para que no se cree ningún hueco.

 

Creado: 5 de mayo de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD