PUBLICIDAD

Contagiarse de coronavirus en el mar o la piscina es muy poco probable

Científicos del CSIC aclaran que los contagios por coronavirus que pueden darse en espacios destinados al baño y actividades acuáticas, como el agua de las piscinas o del mar, es muy poco probable, lo que aumenta las esperanzas de cara al verano.
Escrito por: Natalia Castejón

07/05/2020

Contagiarse de COVID-19 en el mar o la piscina es muy poco probable

El verano ya está a la vuelta de la esquina y los ánimos son pesimistas, pues la pandemia por coronavirus hace dudar de si se podrá disfrutar de las playas o las piscinas, o al menos no como veníamos haciendo hasta ahora. Sin embargo, un equipo de científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han llevado a cabo investigaciones para conocer cómo se comporta el SARS-CoV-2 en el agua de piscinas, del mar o de ríos.

Los resultados plasmados en un reciente informe han sido esperanzadores, pues han encontrado que en actividades recreativas, la infección por coronavirus por contacto en el agua en condiciones estándar durante el baño es “muy poco probable” en piscinas y en el mar. En el caso de las aguas dulces, como ríos, lagos o pozas no tratadas el virus ha demostrado tener una tasa más alta de supervivencia, por lo que los expertos recomiendan extremar las medidas de precaución y en la medida de lo posible evitar el baño en ellos.

El SARS-CoV-2 parece inactivarse con la sal del mar y los desinfectantes de las piscinas, pero todavía existe riesgo de contagio en los objetos de uso común

Los productos desinfectantes que se agregan en las piscinas y spas para evitar la contaminación microbiana generada por los bañistas parecen ser suficiente para inactivar el SARS-CoV-2. Y en balnearios o en una instalación de aguas medicinales los aerosoles generados por salpicaduras o chorros de agua tendrán las mismas características de desinfección que las aguas de baño de estas instalaciones.

Mientras que, aunque actualmente no existen datos de la persistencia del nuevo coronavirus en agua de mar, el efecto de dilución, así como la presencia de sal, son factores que probablemente contribuyan a una disminución de la carga viral y a su inactivación por analogía a lo que sucede con virus similares.

En las saunas y baños de vapor se espera igualmente que el virus desaparezca, pues las temperaturas que se alcanzan son superiores a los 60ºC.

Las playas o piscinas no están exentas de contagios por otros medios

A pesar de que el agua no parezca ser un medio de contagio del COVID 19, los investigadores subrayan que las aglomeraciones propias de estos lugares, así como los objetos e instalaciones de uso común –barandillas de escaleras, vestuarios, taquillas o duchas– si pueden serlo, por lo que se deberán tomar medidas en este aspecto.

Además, se muestran preocupados por a prevalencia del coronavirus en la arena de las playas o de las riberas, y aunque todavía no hay estudios al respecto, se cree que el contacto con la sal del mar, la acción de la radiación ultravioleta del sol y las altas temperaturas que alcanza la arena puede hacer que los agentes patógenos acaben inactivados.

En cualquier caso, concluyen estos expertos, “no es recomendable la desinfección de los suelos de espacios naturales con los procedimientos habituales para espacios públicos urbanos. Cualquier forma de desinfección de la arena de la playa debe ser respetuosa con el medio ambiente”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD