Amigos imaginarios del niño
¿Tu hijo habla con los peluches o con seres invisibles? Tranquilos, pues es un fenómeno relativamente normal que enriquece su imaginación e interacción social. Aunque conviene que estéis atentos a su evolución.

¿Es positivo o negativo que tenga un amigo imaginario?

Actualizado: 18 de noviembre de 2020

El aspecto positivo de los amigos imaginarios es que permite al pequeño explorar su imaginación sin restricciones, a la vez que va enriqueciéndose social y emocionalmente, ya que con el amigo imaginario comparte deseos, anhelos, miedos e inquietudes, que no suele compartir con ningún adulto, ni siquiera con sus padres, y todo ello dentro de su etapa madurativa de desarrollo.

Igualmente le sirve al niño para liberar sus emociones, ya sean positivas o no, lo que refuerza su autoestima, adquiriendo más confianza al saberse protegido por su amigo imaginario, facilitando el control de sus emociones.

Por otro lado, a la vez le ayuda a desarrollar habilidades de empatía al tener en cuenta al otro. Otro estudio, realizado en la Universidad de La Trobe (Melbourne) también vinculo tener un amigo imaginario en la infancia a una posterior mejora de la creatividad, aspectos que se han comprobado, permite tener de adulto mejores habilidades sociales.

Además, según un estudio publicado hace unos años en el Journal of Experimental Child Psychology, tener un compañero imaginario favorece el desarrollo del habla privada, una herramienta que les proporciona más probabilidades de resolver problemas, al tiempo que, a modo de ensayo, les permite estar mejor equipados para las interacciones sociales de la vida real, tanto como niños como más adelante de adultos.

Aspectos negativos del amigo imaginario

En cambio el aspecto negativo proviene de cuando esa relación entre el pequeño y el amigo imaginario se vuelve tan estrecha que impide al primero tener otro tipo de relaciones con el resto de su mundo, es decir, no pasa suficiente tiempo con otros niños de su edad, ni tiene interés por ello, pudiendo incluso exhibir comportamientos agresivos si se le trata de interrumpir en sus juegos.

Igualmente, el hecho de que tenga un amigo invisible es negativo cuando esa relación consume tanto tiempo y atención que empiece a verse reflejado en su rendimiento académico, tanto por la falta de atención mostrada durante las clases, al estar en su mundo, como por el incumplimiento con las actividades académicas y estudios a realizar, lo que si no se tiene en cuenta y se pone remedio puede propiciar cierto retraso en comparación con el resto de sus compañeros.

Creado: 26 de noviembre de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD