PUBLICIDAD

Colutorios
Los colutorios son un complemento para la perfecta higiene bucal: evitan la halitosis, protegen las encías, previenen las caries… Descubre cuándo es necesario utilizarlos, pero también los posibles riesgos de su abuso.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Modo de empleo de los colutorios y contraindicaciones de uso

Cómo se usa los colutorios

Mantener una buena higiene bucal es clave para disfrutar de una boca sana, sin embargo, obsesionarse o excederse en los colutorios bucales usados puede provocar el efecto contrario. El dentista David Galea, de la Clínica Galea, explica que se deben seguir las indicaciones que nos den los dentistas, así como las instrucciones de uso de cada producto, en cuanto a cantidades y aplicaciones diarias.

La Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) recomienda usar los colutorios, tanto los de tratamiento, como los de uso diario, al menos una media hora después del cepillado, pues los componentes de las pastas dentífricas podrían interferir en la eficacia de los enjuagues orales. También se debe evitar tomar cualquier bebida o comida hasta otra media hora después de haberse enjuagado con estos productos.

Contraindicaciones de los enjuagues bucales

Aunque son cada vez menos los colutorios que contienen alcohol, todavía existen algunos. Si esto ocurre con el que tienes en casa debes saber que usarlo de manera abusiva, más de dos veces al día, puede provocar daños en tus mucosas bucales, en las encías principalmente, pues, aunque el alcohol utilizado es apto para usarlo como enjuague, puede resultar demasiado agresivo en algunas personas.

Por ello, los niños no deben usar estos enjuagues, pues además podrían ingerirlos de manera accidental y sufrir una intoxicación que puede provocarles incluso la muerte en el peor de los casos.

Colutorio

Además, no están recomendados en personas con problemas inmunológicos o con lesiones de la mucosa oral, en alcohólicos, ni en pacientes que tienen irradiación en el cuello y cabeza o Síndrome de Sjögren.

Los colutorios que contienen clorhexidina pueden provocar una tinción dental –cambio de color de la pieza hacia un tono más oscuro– si se usan durante un periodo prolongado, o sin que sea necesario. El alcohol también puede provocar este efecto secundario, que se suma a otros como la desmineralización del esmalte, úlceras o irritaciones.

Por todo ello, volvemos a recordar que se usen siempre y solo cuando tu odontólogo o especialista te lo haya recomendado.

Actualizado: 14 de Diciembre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD