PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Anorexia y vigorexia afectan cada vez más a los hombres

Los trastornos alimentarios tradicionalmente asociados al sexo femenino, como anorexia o bulimia, afectan cada vez más a los hombres y, junto a la vigorexia, tienen una especial incidencia en los adolescentes varones.
Anorexia y vigorexia afectan cada vez más a los hombres

07 de Enero de 2014

La incidencia de ciertos trastornos alimentarios tradicionalmente asociados al sexo femenino, como la anorexia o la bulimia, está aumentando entre la población masculina y, junto a la vigorexia, afectan cada vez más a los hombres, y especialmente a los adolescentes.

Como este tipo de conductas están más estudiadas en las mujeres, un equipo de investigadores del Hospital Infantil de Boston, en Estados Unidos, ha realizado una investigación en la que han participado 5.527 adolescentes varones, y cuyos resultados se han publicado en JAMA Pediatrics.

Los investigadores han comprobado que el 17,9% de estos jóvenes estaba excesivamente preocupado por su aspecto físico y su peso, y esto les hacía también más propensos a adoptar conductas de riesgo como el consumo de drogas o el abuso de alcohol.

Según estos expertos, que analizaron también las respuestas de adolescentes a los cuestionarios del Growing Up Today Study –entre 1999 y 2010–, se aprecian diferentes inquietudes entre ambos sexos con respecto a su condición física y peso, y mientras que los niños se muestran más interesados en la musculatura –el 9,2%– que en estar delgados –el 2,5%–, aunque el 6,3% reconoció estar preocupado por ambas cosas, se sabe que las chicas están sobre todo empeñadas en controlar su peso, empleando incluso laxantes o provocándose el vómito para no engordar.

Mientras que los niños se muestran más interesados en la musculatura –el 9,2%– que en estar delgados –el 2,5%–, las chicas están sobre todo obsesionadas por controlar su peso

Los autores del trabajo observaron que los jóvenes que se obsesionaban con adquirir musculatura y tomaban suplementos para conseguir el físico deseado –como esteroides u hormona del crecimiento– tenían el doble de probabilidades de abusar del alcohol o comenzar a consumir drogas, mientras que los niños obsesionados por la delgadez eran más propensos a presentar síntomas de depresión infantil.

Además, el 2,9% de los participantes en el estudio mostró comportamientos relacionados con el trastorno por atracones, y alrededor de un tercio admitió atracones o purgas de comida, y dio muestras de sufrir bulimia o anorexia nerviosa.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

89%
de los cuidadores de una persona dependiente en España son mujeres
'Fuente: 'Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG)''