Parto de urgencia
Te explicamos cómo se ha de actuar en un parto de urgencias, cuando la embarazada rompe aguas o tiene contracciones frecuentes y no hay tiempo suficiente para acudir a un centro médico y que se le asista el parto.

Qué no hacer en un parto de urgencia

Actualizado: 22 de enero de 2020

Las cosas que se deben evitar durante la atención al parto de emergencia son:

  • No apretar el abdomen de la madre durante el parto. Podría causar daños en el feto.
  • No tirar del bebé. Tanto si viene de cabeza como si viene de nalgas, se le sujeta firmemente, pero en ningún momento se debe tirar de él.
  • No tirar del cordón umbilical para apresurar la expulsión de la placenta.
  • No palmear al bebé una vez fuera. Un masaje suave es suficiente para estimularlo.
  • Una vez fuera, el bebé está recubierto de líquido y sangre que se deben limpiar. Después se observa en la piel del niño una capa de grasa blanquecina. Es la “vérmix caseosa”, es buena para los bebés y les protege de las infecciones y del frío, por lo que no se debe insistir en limpiarla.

Creado: 27 de marzo de 2012

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD