PUBLICIDAD

Mascotas
Gato persa
El gato persa se caracteriza por su nariz chata, su pelaje largo y suave, y un cuerpo firme y robusto. Es la mascota perfecta para los que buscan un animal dócil, cariñoso y tranquilo, pero requiere un cepillado diario.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Consejos para la compra de un gato persa

El precio medio de un gato persa en España oscila, según Flor Dessal, veterinaria del centro clínico felino Gattos, entre los 800 y los 1.200 euros en el caso de gatos con pedigrí. Pese a que no es una raza que se encuentre habitualmente en los centros de acogida de animales, nunca está de más que antes de planificar la compra contactemos con los centros de nuestra zona para lanzar un ofrecimiento de adopción; una opción que la veterinaria siempre recomienda, aunque no encontremos la raza que deseamos, dado que “las asociaciones y perreras están hasta arriba de gatos sin hogar”.

En el caso de que no sea posible o, simplemente, que nuestra opción firme sea la compra de un gato persa, lo más aconsejable es acudir a criadores profesionales que nos ofrezcan garantías y que sepan responder a todas nuestras dudas sobre esta raza y sus cuidados. Para Flor Dessal, además, es importante que si se opta por esta vía tengamos en cuenta las siguientes cuestiones a la hora de adquirir un gatito persa:

  • Asegurarnos de que el vendedor tiene hechas las pruebas genéticas de los padres para Poliquistosis Felina (PKD) y cardiomiopatía hipertrófica (CMH), puesto que es una raza predispuesta a desarrollar estas patologías. 
  • Antes de llevar al gato persa a casa tendremos que haber dispuesto todo lo necesario para su comodidad en el hogar: un espacio confortable para descansar, comida apropiada, y un recipiente con agua fresca siempre disponible a su alcance.
  • Desconfiar de quien pretende ofrecernos un gato persa menor de tres meses, ya que durante esta etapa es imprescindible que el animal esté con la madre y hermanos, tanto para alimentarse y reforzar su sistema inmunitario, como para que se lleve a cabo el proceso de socialización de manera adecuada.
  • El gato persa debe tener las dos primeras vacunas puestas, haber pasado al menos una primera revisión básica y haber sido desparasitado; en muchos casos, incluso, se esteriliza al animal antes de la entrega. Para saber todo esto el criador entrega una cartilla donde aparece esta información firmada por el veterinario junto a un certificado, emitido también por el veterinario, de “buena salud”.
  • Es fundamental comprobar el estado del gato y sus condiciones de vida antes de llevarlo a casa: que se muestre activo, que sus ojos y nariz no presenten secreciones, que el pelaje se vea sano…

Actualizado: 25 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD