Descubren una molécula que podría ayudar a tratar la celiaquía

Investigadores del CSIC han descubierto que una molécula de una planta carnívora sería capaz de contrarrestar el efecto tóxico del gluten en personas con celiaquía, por lo que sería una manera natural de tratar esta intolerancia.
Escrito por: Natalia Castejón

05/08/2022

Una molécula, eficaz contra la celiaquía

La celiaquía se caracteriza por ser una intolerancia permanente al gluten que produce alteraciones digestivas en los afectados que consumen algún producto que contenga esta proteína. Ahora un estudio liderado por miembros del Instituto de Biología Molecular de Barcelona (IBMB-CSIC) y de la Universidad de Barcelona, ha descubierto una molécula que podría ser utilizada para tratar a los celiacos.

PUBLICIDAD

Concretamente en la investigación, que se ha publicado en la revista Nature Communications, se habla de la molécula llamada neprosina, que se encuentra de manera natural en el fluido digestivo de la planta carnívora Nepenthes ventrata. Esta molécula tiene la capacidad de contrarrestar el efecto de los péptidos tóxicos que causan la celiaquía.

Este hallazgo podría ser un paso importante para el desarrollo de un posible nuevo tratamiento contra esta enfermedad crónica autoinmune que ocurre cuando las personas afectadas ingieren gluten, o incluso trazas de él. En la investigación se ha analizado el mecanismo de acción de la molécula, su estructura, y sus características más relevantes de cara a la celiaquía.

La neprosina degrada el péptido que causa síntomas de celiaquía

La celiaquía está desencadenada por varias proteínas ricas en prolaminas que se encuentran en los cereales. Cuando son digeridas en el estómago, se fragmentan en otras más pequeñas, llamadas péptidos, que pueden ser tóxicas. Entre estos péptidos, uno de los más relevantes es el 33-mero, que es un fragmento de la alfa-gliadina, una prolamina (glucoproteína vegetal) del trigo.

De confirmarse los resultados, los celíacos podrían tomar neprosina tomarse por vía oral, como los comprimidos de lactasa que toman los intolerantes a la lactosa

El péptido 33-mero resiste los ácidos gástricos presentes en el estómago y es capaz de llegar al intestino delgado para allí atravesar la mucosa intestinal. En los celiacos, el 33-mero se une fácilmente a un receptor del sistema inmunitario –el antígeno leucocitario humano o HLA–, lo que provoca una respuesta autoinmunitaria e inflamatoria que acaba causando toda una serie de síntomas característicos de la celiaquía.

PUBLICIDAD

Con la neprosina, ese péptido 33-mero puede ser degradado antes de llegar al intestino, por lo que se evitaría la respuesta inflamatoria autoinmunitaria. Las pruebas realizadas in vivo en un tipo de ratones mostraron que la molécula era eficaz acabando con el péptido 33-mero y la gliadina, previniendo los síntomas de la enfermedad.

“Una vía prometedora son las moléculas que destruyan los péptidos tóxicos, y que pueda ser administradas por vía oral, de forma similar a los comprimidos de lactasa que toman los intolerantes a la lactosa”, explican los investigadores. Por su parte, F. Xavier Gomis-Rüth, uno de los autores, concluye que “los estudios que hemos realizado nos han permitido verificar que la neprosina tiene un enorme potencial para ser desarrollada como medicamento, ya que es mucho más activa en las condiciones extremas de la digestión en el estómago que otras enzimas proteolíticas candidatas actualmente en estudio, colectivamente denominadas glutenasas, para su aplicación terapéutica, y cumple con todas las características que se requieren a priori para una glutenasa eficiente”.

PUBLICIDAD

Actualizado: 5 de agosto de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD