PUBLICIDAD

Las terapias biológicas, eficaces contra las alergias alimentarias

Las terapias biológicas han demostrado su seguridad y eficacia para tratar el asma o la urticaria, y según los expertos mejorarán también los resultados obtenidos con la inmunoterapia oral en las alergias alimentarias.
Escrito por: Eva Salabert

22/05/2019

Alergia alimentaria a la leche

Se estima que un 8% de los niños españoles padece algún tipo de alergia alimentaria, un trastorno cuya prevalencia ha aumentado en los últimos años, según los datos que maneja la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), y que acaban de presentar durante la celebración de su XLIII Congreso en Valencia.

El tratamiento habitual consiste en evitar el alimento alergénico, o en algunos casos (como con la leche y el huevo) inducir la tolerancia al mismo de forma progresiva –lo que se conoce como inmunoterapia oral–. Pero una nueva revisión de estudios que se ha publicado en Current Allergy and Asthma Reports confirma la seguridad y efectividad de los tratamientos biológicos para prevenir reacciones alérgicas graves tras la exposición accidental a algún alimento en un individuo con alergia al mismo, o como complemento de la inmunoterapia oral con cacahuete.

Los tratamientos biológicos pueden prevenir reacciones alérgicas graves tras la exposición accidental a algún alimento en un alérgico

Así, y según ha explicado el Dr. Jaime Lozano, miembro del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria y Asma de la SEICAP, y que ha moderado una de las Mesas del Congreso, estas terapias biológicas serán el tratamiento de referencia para las enfermedades alérgicas, y permitirán mejorar todavía más los resultados conseguidos con los tratamientos de inmunoterapia oral en el caso de las alergias alimentarias, aumentando tanto su eficacia como su seguridad.

Terapias biológicas eficaces también en asma y urticaria

Las terapias biológicas ya se han empleado con éxito para tratar patologías de este tipo como el asma o la urticaria crónica espontánea. De hecho, ya hace más de 10 años que se aprobó Omalizumab, el primer anticuerpo monoclonal para el asma alérgica, cuya indicación se ha ampliado a pacientes mayores de seis años y a mayores de 12 años con urticaria crónica espontánea.

Recientemente también se han aprobado otros tratamientos biológicos contra el asma, como Mepolizumab (anti-II5) para mayores de seis años, o dupilumab (anti-II4/II13) para mayores de 12 años con asma grave, que han sido aprobados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), aunque algunos todavía no están disponibles en España. La FDA norteamericana ha aprobado también Benralizumab (Anti-II5R) para mayores de 12 años.

También en la dermatitis atópica se han obtenido buenos resultados con estas terapias y los pacientes que no mejoran con el tratamiento convencional pueden beneficiarse de ellas, según han afirmado los expertos que se han dado cita en el Congreso, que han destacado además que el desarrollo de nuevas moléculas como dupilumab, baricitinib, tralokinumab o upacitinib permitirán el control a largo plazo de los niños con esta enfermedad crónica.

Y añaden que personalizar los tratamientos de acuerdo a las características fenotípicas de cada paciente aumentará todavía más su eficacia, aunque quedan retos pendientes, como identificar los marcadores clínicos y biológicos que faciliten una adecuada prescripción y seguimiento del tratamiento, así como sus posibles interacciones con otras terapias, entre otros factores.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD