PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

La longitud del cuello uterino es un indicador del riesgo de cesárea o parto prematuro

El parto prematuro, que implica numerosos riesgos para el bebé, se podría predecir midiendo la longitud del cuello uterino y observando la modificación de su morfología entre las semanas 20 y 24 de la gestación.
El cuello uterino ayuda a predecir un parto prematuro

15 de Abril de 2013

El parto prematuro es una situación que implica numerosos riesgos para el bebé, sobre todo si se produce entre las semanas 24 y 28 de la gestación, lo que se considera prematuridad extrema. Por esto, contar con un indicador que pueda predecir el posible adelanto del parto permitiría a los médicos tomar medidas para retrasarlo unas semanas, y reducir así las complicaciones que podría sufrir el neonato.

En 2008, un estudio publicado en The New England Journal of Medicine, subrayaba la importancia de incluir la medición del cuello uterino en los exámenes rutinarios del feto que se realizan entre las semanas 20 y 24, ya que la longitud del mismo a mitad del embarazo se asocia con un mayor riesgo de parto prematuro espontáneo, mientras que un cuello uterino largo, en ese mismo periodo del embarazo, está asociado a un mayor riesgo de cesárea durante el parto.

Medir la longitud del cuello uterino y la modificación de su morfología puede ayudar a los especialistas a determinar si existe riesgo de parto prematuro

Según explicaba una de las autoras del estudio, explicó que cuando la longitud del cuello era superior a 25 mm en la semana 23 de embarazo el riesgo de parto por cesárea empezaba a incrementarse, lo que muestra que este parámetro podría ser un importante indicador de esta amenaza.

El profesor Josep María Lailla, presidenta de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), afirma que medir la longitud del cuello uterino y la modificación de su morfología entre las semanas 20 y 24 de la gestación puede servir para que los especialistas observen si existe riesgo de que el parto se adelante.

Con estas técnicas, añade el experto, no se ha reducido hasta ahora el porcentaje de prematuros en nuestro país, pero se ha modificado el número de semanas que han permanecido en el útero materno, reduciendo el número de los que nacen antes de la semana 33, lo que redunda en beneficio del bebé.

Etiquetas:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de reducción de la vacunación del sarampión en niños de 2 a 11 años puede triplicar su incidencia en estas edades
'Fuente: 'Universidad de Stanford y Escuela de Medicina Baylor (Estados Unidos)''