PUBLICIDAD

Los suplementos prenatales reducen el riesgo de trastorno mental

El consumo de suplementos con determinados micronutrientes durante el embarazo puede favorecer el desarrollo del cerebro del bebé y prevenir que sufra enfermedades mentales a largo plazo.
Escrito por: Eva Salabert

17/04/2018

Mujer embarazada tomando suplementos prenatales

Hay pocas probabilidades de que la futura mamá obtenga los nutrientes necesarios solo a través de la dieta.

Los hijos de las mujeres que toman suplementos nutricionales durante el embarazo tienen menos riesgo de sufrir trastornos mentales en el futuro, según una revisión de 45 estudios cuyo objetivo era evaluar los efectos que tenía administrar suplementos prenatales de micronutrientes sobre el desarrollo emocional de los niños y las probabilidades de que sufrieran enfermedades psiquiátricas en el futuro.

Según ha explicado el Dr. Robert Freedman, principal autor del trabajo, que se ha publicado en The American Journal of Psychiatry, la etapa prenatal es una oportunidad única para prevenir de forma segura y eficaz los problemas de desarrollo cerebral que se relacionan con la aparición de trastornos mentales graves a lo largo de la vida, como ocurre con la prevención de los defectos del tubo neuronal antes de que el bebé nazca que se consigue gracias al ácido fólico que toma la mujer durante el embarazo.

La etapa prenatal es una oportunidad única para prevenir de forma segura y eficaz los problemas de desarrollo cerebral

Beneficios y riesgos de los suplementos de micronutrientes prenatales

Los investigadores analizaron 45 estudios (cuatro sobre ácido fólico, 17 sobre ácidos grasos omega 3, nueve sobre fosfatidilcolina, y 15 sobre suplementos de vitaminas A y D), y los resultados más relevantes fueron que:

  • El ácido fólico proporciona beneficios para el desarrollo cerebral del feto, así como sobre la conducta y la capacidad cognitiva del niño, pero no se hallaron evidencias de que pueda prevenir la esquizofrenia.
  • Los ácidos grasos omega 3 incrementaban el riesgo de esquizofrenia, y ligeramente los síntomas de TDAH en los niños, pero reducían significativamente el riesgo de parto prematuro y sibilancias durante la infancia.
  • Los suplementos de fosfatidilcolina favorecen el desarrollo del cerebro del feto e influyen sobre el comportamiento infantil.
  • Niveles elevados de vitaminas A y D pueden favorecer también el desarrollo cerebral y reducir el riesgo de esquizofrenia, pero se debe limitar su consumo a las cantidades recomendadas porque presentan una posible toxicidad.

A pesar de los posibles riesgos descritos, los investigadores afirman que existen pocas probabilidades de que la futura mamá obtenga la cantidad efectiva de los nutrientes evaluados únicamente a través de la dieta, y que los efectos adversos de los suplementos son pocos en las dosis estudiadas.

Y añaden que la intervención prenatal para mejorar el desarrollo cerebral es única, pero que a falta de evidencias científicas definitivas, las personas que están planeando un embarazo deben tomar una decisión sobre el consumo o no de suplementos nutricionales, siempre consensuada con su médico.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD