PUBLICIDAD

Tener anemia severa durante el embarazo duplica el riesgo de fallecer

Las mujeres que son diagnosticadas con anemia grave durante la etapa del embarazo presentan el doble de probabilidades de morir durante la gestación o incluso una semana después del parto.
Escrito por: Natalia Castejón

06/04/2018

Mujer embarazada realizándose una prueba de anemia

La mitad de las gestantes que residen en países con ingresos medios y bajos padecen anemia.

Padecer anemia durante el embarazo duplica el riesgo de morir durante la gestación o una semana después del parto. Así lo ha dado a conocer en un estudio un grupo de la Universidad Queen Mary, en Reino Unido, en el que han participado dos científicos españoles, Borja Manuel Fernández y Javier Zamora, del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) y de la Unidad de Bioestadística Clínica del Hospital Ramón y Cajal (IRYCIS), respectivamente.

La publicación del trabajo se ha hecho en la revista The Lancet Global Health, y en él se ha llevado a cabo un seguimiento de 312.281 embarazadas de 29 países incluidos en América Latina, Pacífico Occidental, África, Sudeste Asiático y Mediterráneo Oriental. Del total de las mujeres analizadas, 4.189 tuvieron anemia grave –hemoglobina por debajo de 7g/dl– y éstas fueron emparejadas con 8.218 gestantes que no tenían esta afección, 341 fallecieron en el estudio.

Los autores insisten en que prevenir y tratar la anemia tiene que ser una prioridad mundial tanto en la salud pública como en investigación, para poder evitar muertes

Hay que aclarar que, al tratarse de un estudio de carácter observacional no se han podido sacar conclusiones sobre las causas de la relación entre la anemia y la muerte de las madres; y que la mayoría de las muertes que se producen con este contexto se dan en países de rentas medias o bajas.

Necesidad de abordar a tiempo la anemia de la gestante

La carencia de glóbulos rojos sanos, conocida como anemia, afecta a 32 millones de embarazadas por lo que, según los autores españoles, es muy importante ofrecer a las madres un tratamiento urgente y eficaz, y hacen hincapié en que en que se deben centrar más esfuerzos en prevenirla, pues tanto la prevención como el tratamiento deben ser prioridad mundial en la salud pública y en la investigación, concluyen.

El estudio ha sido pionero en tener en cuenta los factores que intervienen en la aparición de la anemia en el embarazo, como la pérdida excesiva de sangre o la infección por malaria, y han expuesto que las mejores estrategias de prevención y tratamiento son los suplementos de hierro, alimentos ricos en este mineral, así como las mejoras en el acceso a cuidados antes del nacimiento y a servicios de transfusión en zonas más recónditas y al tratamiento de anquilostomiasis –una infección intestinal que provoca anemia–.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD