La reinfección por coronavirus puede causar síntomas más graves

El primer caso de reinfección por coronavirus detectado en Estados Unidos indica que haber pasado COVID-19 no garantiza ser inmune frente al SARS-CoV-2 y que una segunda infección podría ser incluso más grave.
Escrito por: Eva Salabert

13/10/2020

Primer caso de reinfección por coronavirus en EE.UU.

Determinar si la infección por coronavirus hace que una persona sea inmune frente a una posible reinfección es muy importante tanto para alcanzar la inmunidad de grupo o de rebaño, como para la creación de vacunas contra el SARS-CoV-2, y ya se sabía, por ejemplo, que no todos los individuos que han superado el COVID-19 desarrollan anticuerpos específicos contra el virus, o que dichos anticuerpos se pueden perder en poco tiempo, aunque un estudio reciente ha encontrado que en pacientes que experimentaron síntomas graves los anticuerpos permanecían más de tres meses.

Ahora, un nuevo estudio publicado en The Lancet ha confirmado el primer caso de reinfección por coronavirus detectado en un paciente en Estados Unidos, e indica que haber pasado la enfermedad no garantiza la inmunidad, sino que es posible volver a infectarse en solo unos meses, como le ha ocurrido a esta persona, un joven de 25 años que tuvo que ser hospitalizado porque esta segunda infección resultó más grave que la anterior y hubo que administrarle oxígeno.

Tras dar negativo por coronavirus en dos ocasiones, el paciente empezó a manifestar síntomas graves asociados al COVID-19, como fiebre, dolor de cabeza, mareo, tos, diarrea e hipoxia

Según se detalla en la revista científica, este es el quinto episodio confirmado de reinfección en todo el mundo entre los más de 39,5 millones de casos notificados oficialmente. Los otros cuatro casos de reinfección del virus se han detectado en, Hong-Kong, Bélgica, Ecuador y Países Bajos. En el primer caso, la reinfección fue asintomática, la paciente belga moestró síntomas más leves en la segunda infección, el afectado de Quito, sin embargo, si presentó una segunda infección más grave, aunque sin requerir hospitalización, mientras que la paciente holandesa, de 89 años, es un caso más particular, ya que murió supuestamente reinfectada tras haber superado el COVID-19 dos meses antes, aunque la mujer tenía un tipo de cáncer raro que afecta al sistema inmune y no está clara la causa de su fallecimiento. El quinto paciente y objeto de este nuevo estudio, residente en Nevada (Estados Unidos), se infectó con dos variantes de SARS-CoV-2 en un periodo de 48 días y entre ambas infecciones se le habían realizado pruebas en las que había dado negativo.

Síntomas graves de COVID-19 tras dar negativo dos veces

El paciente no tenía problemas de salud previos ni sufría ningún trastorno inmunitario conocido antes de experimentar síntomas de la infección por primera vez el pasado 25 de marzo –que consistieron en dolor de garganta, tos, dolor de cabeza, náuseas y diarrea– y dar positivo en abril. Posteriormente, dio negativo en dos ocasiones diferentes, sin embargo, el 28 de mayo empezó a manifestar síntomas graves asociados al COVID-19, como fiebre, dolor de cabeza, mareo, tos, náuseas y diarrea, que se acompañaron de hipoxia (bajos niveles de oxígeno en sangre), por lo que tuvo que ser hospitalizado, y el 5 de junio dio positivo por coronavirus por segunda vez.

Los genomas de las muestras del virus obtenidas del paciente se secuenciaron en abril y junio y revelaron diferencias genéticas significativas, lo que indica que no fue una recaída sino que esta persona contrajo dos veces la infección por SARS-CoV-2. Los autores del estudio no saben por qué la segunda vez los síntomas fueron más graves, aunque entre las hipótesis que barajan destacan que en el segundo caso el paciente hubiera estado expuesto a una mayor dosis viral, o que se hubiera enfrentado a una versión más virulenta del coronavirus. Estos expertos tampoco descartan la pequeña posibilidad de que existiera una infección latente y que el virus se hubiese "reactivado".

Los genomas de las muestras del virus revelaron diferencias genéticas significativas, lo que indica que el paciente contrajo dos veces la infección por SARS-CoV-2

Como ha explicado Mark Pandori, del Laboratorio de Sanidad Pública del Estado de Nevada y de la Escuela de Medicina de Reno, y principal autor del trabajo, todavía se desconocen muchos factores sobre las infecciones por SARS-CoV-2 y la respuesta del sistema inmune, pero sus hallazgos revelan que una primera infección no necesariamente protege contra futuras infecciones, y añade que esto puede tener importantes implicaciones sobre la inmunidad frente al COVID-19, especialmente mientras no se disponga de una vacuna eficaz.

Por ello, este científico recomienda que las personas que hayan dado positivo al coronavirus sigan manteniendo las precauciones indicadas por las autoridades sanitarias –como lavarse las manos con frecuencia, llevar mascarilla y mantener la distancia social– para evitar el riesgo de contagio.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD