Hallan cómo una dieta alta en grasas promueve el crecimiento tumoral

Un estudio en ratones revela que una dieta rica en grasas que provoca obesidad y problemas asociados, reduce la cantidad y actividad de células inmunitarias antitumorales y acelera el desarrollo de ciertos tipos de cáncer.
Escrito por: Eva Salabert

11/12/2020

Obesidad acelera el desarrollo de cáncer

La obesidad, conocida también como la pandemia del siglo XXI, se ha vinculado al desarrollo de numerosas enfermedades, entre ellas más de una docena de distintos tipos de cáncer, además de un peor pronóstico y una menor supervivencia. Los científicos han identificado algunos procesos relacionados con la obesidad que promueven el crecimiento tumoral, como alteraciones metabólicas o inflamación crónica, pero aún se desconoce el mecanismo exacto de interacción entre obesidad y cáncer.

PUBLICIDAD

Ahora, un estudio realizado con ratones por científicos de la Escuela de Medicina de Harvard, en Estados Unidos, ha intentado esclarecer qué hay detrás de esta relación negativa y ha revelado que la obesidad permite que las células cancerosas derroten a las células inmunitarias que se encargan de destruir los tumores. En concreto, estos investigadores han descubierto que una dieta rica en grasas no solo reduce la cantidad de células T CD8 + –que resultan clave en la respuesta inmunitaria frente a los tumores–, sino también su actividad antitumoral.

En la investigación, que se ha publicado en Cell, también se ha comprobado que esto ocurre porque las células cancerosas reprograman su metabolismo en respuesta a una mayor disponibilidad de grasa para aumentar la absorción de las moléculas de grasa ricas en energía, privando a las células T de su combustible y acelerando el crecimiento del tumor.

PUBLICIDAD

Efectos de la obesidad en varios tipos de cáncer

Los autores del trabajo estudiaron los efectos de la obesidad en modelos animales (ratones) de diversos tipos de cáncer, entre los que se incluían el colorrectal, de mama, de pulmón y el melanoma. Alimentaron a los roedores con dietas normales o ricas en grasas, lo que produjo un incremento de peso corporal y otros cambios asociados a la obesidad, y a continuación analizaron varios tipos de células y moléculas en el interior de los tumores y a su alrededor, lo que se conoce como microambiente tumoral.

Una dieta rica en grasas no solo reduce la cantidad de células T CD8 + –clave en la respuesta inmunitaria frente al cáncer–, sino también su actividad antitumoral

Observaron que los tumores crecían de forma mucho más rápida en los individuos del grupo alimentado con una dieta rica en grasas, pero solo en aquellos modelos de cáncer inmunogénicos, es decir, en los cánceres que pueden contener gran cantidad de células inmunes y que el sistema inmunológico reconoce con más facilidad, por lo que es más probable que desencadenen una respuesta inmunitaria. Los resultados del ensayo mostraron que las dietas ricas en grasas redujeron la presencia de células CD8 + en el microambiente tumoral, pero no en otras partes del organismo.

PUBLICIDAD

La inmunoterapia contra el cáncer no es eficaz en todos los pacientes

Marcia Haigis, autora principal del estudio, ha explicado que “al implantar el mismo cáncer en entornos obesos y no obesos vimos que las células cancerosas reconfiguran su metabolismo en respuesta a una dieta alta en grasas”, lo que en su opinión sugiere que un tratamiento que podría resultar eficaz en un entorno “podría no serlo en otro, una situación en la que se debe profundizar debido a la epidemia de obesidad que hay actualmente en el mundo”.

“Ahora sabemos que hay un tira y afloja metabólico entre las células T y las tumorales que se ve alterado con la obesidad”

Precisamente, uno de los problemas a los que se enfrenta la inmunoterapia contra el cáncer, uno de los tratamientos más avanzados para combatir esta enfermedad, es que no es eficaz en todos los pacientes y, según indica Arlen Sharpe, otra de las investigadoras, “ahora sabemos que hay un tira y afloja metabólico entre las células T y las tumorales que se ve alterado con la obesidad”.

PUBLICIDAD

Un hallazgo positivo del trabajo es que cuando bloquearon la reprogramación metabólica de las células cancerosas relacionada con la absorción de grasas disminuyó significativamente el volumen de los tumores en los ratones alimentados con dietas ricas en grasas. Como las células T CD8 + son el arma clave en las inmunoterapias que activan el sistema inmune contra el cáncer, los resultados del estudio señalan una nueva estrategia para mejorar la eficacia de estas terapias.

Actualizado: 15 de diciembre de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD