Tener un bajo poder adquisitivo vinculado a menor esperanza de vida

Vivir en zonas más pobres y tener menos recursos económicos en España podría hacer que se viva entre tres y cuatro años menos que en las ricas, este descubrimiento ayudará a analizar mejor la supervivencia de distintas enfermedades.
Escrito por: Natalia Castejón

07/10/2022

¿Cuántos años menos vive un pobre?

Las personas más pobres de España viven entre tres y cuatro años menos que las más ricas. A esta conclusión han llegado un grupo de investigadores del Área de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) del Consorcio Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER-ISCIII), el Instituto de Investigación ibs.GRANADA, la Universidad de Granada (UGR) y la Escuela Andaluza de Salud Pública tras analizar la relación entre el nivel económico y la esperanza de vida en el país.

PUBLICIDAD

Se trata de las primeras tablas de vida en España por nivel socioeconómico, un documento, que de momento solo son cifras, pero que los autores están convencidos de que ayudarán en gran medida a estudiar la supervivencia de las personas de distintas enfermedades, una de ellas el cáncer, la eterna lucha.

Los datos recogidos en el estudio, publicado en la revista Scientific Reports, corresponden al análisis de 35.960 secciones censales de España entre 2011 y 2013, concretamente prestando atención a las defunciones por cualquier causa, y se ajustó esta mortalidad por edad, sexo y nivel socioeconómico.

Las mujeres viven más años que los hombres en España

Los resultados mostraron que los hombres y mujeres que vivían en las zonas más pobres vivían entre 3,2 y 3,8 años menos que los que lo hacían en las zonas más ricas. Otro de los hallazgos indicó que eran las mujeres las que vivían de media más años, unos 5,6 más que los hombres de media. Por tanto, la esperanza de vida de las féminas era de 82,9 años, mientras que en los varones se reducía a 77,3 años.

Las mujeres españolas viven más años que los hombres, teniendo una esperanza de vida de 82,9 años frente a 77,3 años

La pobreza de cada una de las personas analizadas en el estudio se midió teniendo en cuenta seis factores asociados a la educación y al empleo: personas con trabajos manuales –con y sin empleo–, trabajadores ocasionales, viviendas principales sin acceso a internet y porcentaje de individuos sin estudios de secundaria.

PUBLICIDAD

“Comprender la asociación entre la esperanza de vida y el nivel socioeconómico podría ayudar a desarrollar programas de salud pública apropiados y en esta línea, las tablas de vida son necesarias para estimar las medidas de supervivencia específicas del cáncer según el estatus social”, ha explicado Daniel Redondo, uno de los investigadores.

Aunque queda mucho por conocer acerca de la asociación entre la esperanza de vida y el nivel socioeconómico, este estudio supone el primer paso para conocer mejor la supervivencia en cáncer y otras enfermedades crónicas introduciendo la perspectiva de las desigualdades en salud, lo que permitirá una mayor comprensión de los factores que pueden influir en el pronóstico de estas patologías en España.

PUBLICIDAD

“Nuestras tablas de vida son fundamentales para calcular la esperanza de vida y la estimación de la supervivencia por cáncer, puesto que las desigualdades en esta enfermedad persisten y tienen un impacto económico en los costes sanitarios”, concluye María José Sánchez, otra de las investigadoras del CIBERESP.

Actualizado: 7 de octubre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD