PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

Los mayores que ven mucha televisión tienen más riesgo de discapacidad

Los adultos mayores que permanecen sentados viendo la televisión más de cinco horas al día, tienen un 65% más riesgo de sufrir problemas de movilidad y discapacidad, con independencia de su actividad física.
Persona mayor viendo la telelvisión

Aquellos que pasaron 5 o más horas diarias viendo la televisión tenían un 65% más riesgo de sufrir discapacidad.

15 de Septiembre de 2017

El riesgo de desarrollar una discapacidad y tener dificultades para caminar se triplica en los adultos mayores que pasan más de cinco horas al día viendo la televisión, y además realizan tres o menos horas a la semana de ejercicio físico, según un estudio que ha analizado distintos tipos de comportamiento sedentario y de actividad física (ligera, moderada o vigorosa).

La investigación comenzó en 1995, e incluyó datos de hombres y mujeres sanos de entre 50 y 71 años, inscritos en el 'NIH-AARP Diet and Health Study' de Estados Unidos. Los autores del trabajo, que siguieron a los participantes durante diez años, tuvieron en cuenta la cantidad de tiempo que pasaban viendo la televisión, y realizando ejercicio, u otras actividades físicas como la jardinería o las tareas domésticas.

Al finalizar el estudio, alrededor del 30% de estas personas indicaron que sufrían algún problema de movilidad, como tener dificultades para caminar, e incluso ser incapaces de hacerlo, y los investigadores comprobaron que aquellos que pasaban cinco o más horas diarias viendo la televisión tenían un 65% más riesgo de sufrir una discapacidad relacionada con la movilidad en comparación con los que dedicaban menos tiempo a ver la tele (menos de dos horas al día).

El sedentarismo prolongado, más peligroso a partir de los 50 años

Esta asociación era independiente de su nivel de actividad física total, así como de otros factores de riesgo que se sabe que influyen sobre este tipo de discapacidad. Además, se observó que ver la televisión por la noche resultaba especialmente dañino para la salud de los adultos mayores, porque no se interrumpe con breves periodos de actividad como suele suceder durante el día.

El actual estilo de vida fomenta el sedentarismo, y la inactividad física es aún más peligrosa a partir de los 50 años porque el envejecimiento nos vuelve más vulnerables al deterioro que produce

Como ha explicado Loretta Di Pietro, presidenta del Departamento de Ciencias de Ejercicio y Nutrición en la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington de Estados Unidos, y principal autora del estudio, el actual estilo de vida fomenta muchas horas diarias de sedentarismo, y la inactividad física es aún más peligrosa a partir de los 50 años porque el envejecimiento nos vuelve más vulnerables al deterioro que produce, por lo que propone que nos mantengamos activos y disminuyamos el tiempo que pasamos sentados, y que las personas mayores caminen todos los días, tanto tiempo como les sea posible.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD