PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Ver mucho la televisión puede afectar a tu salud

Ver la televisión en exceso (a partir de tres horas al día) multiplica por dos el riesgo de muerte prematura, independientemente del resto de hábitos que se tengan, según una nueva investigación en adultos sanos.
Hombre joven tumbado viendo la televisión

Las actividades sedentarias, como ver la televisión, perjudican la salud.

26 de Junio de 2014

Ver la televisión en exceso (a partir de tres horas al día), multiplica por dos el riesgo de muerte prematura, según los resultados de una investigación en la que se ha seguido a más de trece mil adultos sanos –con  una edad media de 37 años–, durante una media de 8,2 años, y que se ha publicado en Journal of the American Heart Association.

Para evaluar el efecto que tenía el sedentarismo en estas personas, se analizó por separado tres actitudes que no implicaban actividad física, como conducir, ver la televisión o usar el ordenador, y se tuvieron en cuenta factores que podrían influir en los resultados como el tipo de alimentación, los deportes que practicaban, si eran o no fumadores, o el índice de masa corporal.

Durante el seguimiento murieron 97 personas, 19 por enfermedades cardiovasculares, 46 por cáncer, y 32 por otras causas. Los investigadores cruzaron todos los datos que habían obtenido a lo largo del estudio y observaron que los participantes que veían la televisión durante más de tres horas cada día tenían el doble de riesgo de mortalidad, con independencia del resto de sus hábitos.

Los participantes en el estudio que veían la televisión durante más de tres horas cada día tenían el doble de riesgo de mortalidad, con independencia del resto de sus hábitos

No encontraron ninguna asociación significativa, sin embargo, entre el riesgo de mortalidad y el tiempo que pasaban estas personas conduciendo o usando el ordenador. Miguel Ángel Martínez, director del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra y autor principal del estudio, ha señalado que una de las hipótesis que se han planteado para tratar de explicar esto es que al conducir o al utilizar el ordenador es necesario un cierto grado de actividad y tensión muscular, mientras que ver la televisión es una actividad totalmente sedentaria.

Este experto añade que los resultados del trabajo sugieren que al promocionar hábitos de vida saludable hay que explicar a la población que estos no solo consisten en practicar más ejercicio físico, sino también en reducir todo lo posible las actividades sedentarias.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD