PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Vacaciones saludables de Semana Santa
Si vas a viajar en estas fiestas, toma nota de los mejores consejos para no tener sustos con la salud, desde cómo evitar la fatiga en carretera o protegerte del sol, hasta recomendaciones para las procesiones.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Alternativas si te quedas en casa en vacaciones

Quien no tenga días libres o presupuesto suficiente para poder hacer un viaje también puede disfrutar de momentos muy agradables que, además de ayudarle a desconectar, beneficiarán a la salud. Se trata del ocio saludable en el que se pretende conjugar diversión y bienestar en una de las formas de entretenimiento que cada día gana más adeptos.

Permitirse una tarde en un spa puede ser uno de los mejores planes que ayudan a recargar las pilas sin la necesidad de pasar horas en un coche metidos en un atasco. Masajes relajantes, energizantes, descontracturantes, con esencias, adelgazantes, con chocolate… la carta de opciones es enorme y seguro que habrá alguna oferta de relax adaptada a lo que estás buscando. Estos masajes, realizados después de una hora en piscinas con chorros o en un jacuzzi, harán que la tarde sea redonda.

Para los que tienen un presupuesto más ajustado existe la posibilidad de pasar un día magnífico paseando por algún parque cercano, haciendo una escapadita a alguna zona natural cercana y descansando a la sombra de un árbol con un buen libro; si este paseo lo hacemos en la orilla del mar con el agua golpeándonos a la altura de los tobillos, el beneficio será doble pues facilitaremos la circulación sanguínea. A quien le apetezca hacer algo diferente puede pedir prestado a algún amigo, o alquilar, una bicicleta o unos patines, y liberar tensiones a la vez que cuidamos nuestro corazón con este tipo de ejercicio cardiovascular tan saludable.

Pareja paseando con un perro

Y si durante el año no tienes tiempo por el trabajo, este periodo vacacional puede ser un buen momento para retar a algún amigo a un partidito de paddel, tenis o squash. Hacerte unos largos en la piscina, o correr media horita respirando aire fresco, son otras opciones por si tus amigos te han abandonado por la virgen de algún pueblo cercano.

Disfrutar de un buen restaurante también es un plan estupendo para estos días. Elegir menús saludables con productos de primera calidad y realizados por manos expertas es una gran opción de ocio saludable que puede ser la guinda perfecta para una tarde de museos o un día con los niños en el parque jugando con ellos y, así, hacer un poco de ejercicio.

Hay muchos planes para disfrutar de la Semana Santa y volver a la rutina con las pilas totalmente cargadas. Eso sí, siempre cuidando la salud, para no tener que pasar un mal trago.

Actualizado: 31 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD