PUBLICIDAD

Bebés y niños
El destete del bebé
Resolvemos tus dudas sobre cuándo y cómo dejar de dar el pecho a tu hijo, y te ofrecemos estrategias para iniciar el destete de manera gradual, evitando cambios bruscos que puedan afectar emocionalmente al bebé.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Cómo iniciar el destete: estrategias

El destete dirigido debe ser siempre un proceso gradual, evitando cambios bruscos que puedan afectar emocionalmente al bebé ya que, como decíamos anteriormente, la lactancia materna no tiene sólo una finalidad nutritiva, sino que forma parte de la íntima relación madre-hijo.

Las principales estrategias para iniciar correctamente el destete son:

  • “No ofrecer, no rechazar”: como dice Carlos González, debe ser una de las reglas de oro. Es decir, no ofrecerlo espontáneamente, pero no negarlo si el niño lo reclama, para evitar que el proceso sea doloroso para él.
  • Saltar o sustituir una toma: sustituir una de las tomas (por ejemplo la de la tarde) por otro tipo de alimentación o de actividad, como ir a jugar con otra persona que no sea su madre y que no le puede dar de mamar. No se debe retirar más de una toma de pecho cada cinco o siete días, para evitar cambios bruscos. El alimento sustitutivo de la leche materna será distinto según la edad del niño: en los menores de un año se utilizará leche de fórmula, y en los mayores de esa edad puede usarse ya leche de vaca (entera o semidesnatada, pero nunca desnatada por su bajo contenido en grasas).
  • Acortar el tiempo de cada toma: por ejemplo, si el bebé mama durante 10 minutos, puede intentarse que mame 5 minutos y, si queda con hambre, ofrecerle otro alimento.
  • Posponer la toma: cuando el niño pida pecho, se le puede decir “más tarde”, distraerlo con otra actividad, y dejarlo para última hora de la tarde o noche, ya que esta toma suele ser la última en dejar. Muchos niños con una alimentación ya diversificada y completa necesitan el contacto con su madre a través del pecho antes de conciliar el sueño.

    Como norma general, no deben de tomarse fármacos para la interrupción brusca de la lactancia, a no ser que una circunstancia médica específica así lo indique. Debe ser un proceso gradual, lento y natural.

Actualizado: 10 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD