PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Asocian bruxismo y fallo de los implantes dentales

El bruxismo, que consiste en apretar y rechinar los dientes inconscientemente, puede deteriorar los implante dentales, por lo que los expertos aconsejan diagnosticar el trastorno antes de colocarse estas prótesis.
Un dentista sujeta una férula de descarga frente a una radiografía

La férula de descarga puede mejorar la salud bucodental de las personas con bruxismo

26 de Marzo de 2015

El bruxismo, que consiste en apretar y rechinar los dientes inconscientemente, y cuyos principales factores de riesgo son el estrés y la ansiedad, puede deteriorar los implantes dentales, por lo que es necesario detectar este trastorno antes de colocarse estas prótesis. De hecho, un estudio que se ha publicado en Clinical implant dentistry and related research revela que existe una relación directa entre bruxismo y fallo del implante.

En esta investigación se ha comprobado que en las personas con bruxismo las prótesis tienen un porcentaje de fallo mayor, por lo que se puede sugerir que este trastorno –que según datos de la sección odontológica de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afecta a entre un 30 y un 50% de la población mundial (adolescentes y adultos)– provoca complicaciones técnicas y biológicas que intervienen en el fallo del implante.

El bruxismo, que según la OMS afecta a entre un 30 y un 50% de la población mundial, provoca complicaciones técnicas y biológicas que intervienen en el fallo de los implantes dentales

Como explica el Dr. Rodrigo Martínez Orcajo, director del Instituto Dental ImplanT, los bruxistas no se dan cuenta de su problema y suelen tardar años en acudir al dentista, y cuando comienzan a sentir dolor en la mandíbula o algún allegado se da cuenta de que rechinan los dientes, por ejemplo, las piezas dentales llevan mucho tiempo sufriendo los efectos del bruxismo, se han ido desgastando, y pueden llegar a fracturarse, y lo mismo ocurre con los implantes.

Entre los principales síntomas de bruxismo, el Dr. Martínez Orcajo señala que el afectado suele tener mucha sensibilidad dental porque el esmalte se erosiona y queda expuesta la dentina, y puede padecer dolor de mandíbula y alteraciones en su funcionalidad –con dificultades para abrir o cerrar la boca–, así como dolor de oídos o cefalea, y trastornos del sueño.

Por ello, antes de someterse a una intervención de implantología, este experto recomienda que el paciente se realice una exploración clínica y un estudio radiológico para comprobar si se tiene este problema y, en caso afirmativo, seguir el tratamiento adecuado para corregirlo, como utilizar una férula de descarga durante la noche, que puede mejorar la salud bucodental de hasta el 75% de los pacientes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD