PUBLICIDAD

West Highland white terrier (westie) 
El West Highland white terrier, conocido como westie, es un perro sociable y equilibrado que puede convertirse en el mejor compañero de juegos para tus hijos. Descubre si es la mascota ideal para tu hogar y qué cuidados necesita.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Alimentación e higiene del westie

Alimentación e higiene del westie

El West Highland white terrier requiere una alimentación adecuada, que cubra todas sus necesidades a lo largo de las distintas etapas de su vida. Si optamos por comida en pienso cacino, es necesario que sea de una marca de calidad. En el caso de la alimentación con productos no procesados, la dieta requiere de una mayor organización por nuestra parte pero son, según los expertos en alimentación animal, una opción mucho más interesante.

En ambos casos debemos optar por productos de calidad y una dieta que se adapte a los requerimientos de su edad y estado de salud. Para beber el animal debe tener disponible siempre un recipiente con agua limpia y fresca, y en el caso de que queramos ofrecerle un premio, mejor si se trata de una chuche saludable.

Según Tomás Familiar Morán, criador de westies con el afijo Pizpiretas, es importante tener presente que aunque su alimentación es similar a la de cualquier otra raza mediana, no debemos hacer cambios bruscos en su dieta, pues afirma que “son algo delicados a nivel digestivo”. En el caso de que vayamos a cambiar de marca de pienso o de tipo de dieta, debe hacerse de forma gradual, de modo que la transición sea lo más progresiva posible.

Higiene y limpieza del westie

En cuanto a la higiene del westie, explica Tomás Familiar a Webconsultas, basta con bañar al can una vez al mes. “Se puede bañar más a menudo si fuese necesario, siempre con un champú adecuado para su piel y secándolo perfectamente; también podemos evitar bañarlo entero recurriendo a bañar solamente las partes más expuestas a ensuciarse como las patas, faldones y barbas”, añade.

El cepillado en casa a diario es un mecanismo idóneo para limpiar el manto de suciedad y polvo que se acumula con las salidas a la calle, además de que puede servirnos para brindar a nuestro compañero una buena ración de mimos. Al tratarse de una raza de pelo medio-largo, Tomás Familiar considera que es imprescindible el stripping “para mantener el pelo con su textura natural”.

Limpieza del westie
 

De este modo, el experto asegura que se evita en gran medida que el pelo caiga de manera exagerada, y se acabe esparciendo por toda la casa. La técnica, que suele realizarse en centros de estética canina y veterinarios, consiste en que mediante diferentes cuchillas se va eliminando la capa más larga de pelo. Es una especie de “muda artificial” e indolora que puede realizarse cada mes, que es el tiempo aproximado que tarda en crecer una nueva capa de pelo.

Actualizado: 8 de Noviembre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD