Caniche toy o poodle toy
El caniche toy es una de las razas de perro más pequeñas que existen y destaca por su carácter amoroso, su inteligencia y su pelaje rizado. Conoce sus características y recomendaciones sobre los cuidados que requiere.

Consejos para la llegada a casa de un caniche toy

Actualizado: 7 de enero de 2021

Antes de plantearnos llevar un caniche toy o poddle toy (o cualquier otro animal) a casa debemos analizar de forma realista si podemos ofrecerle la atención y los cuidados que requerirá a lo largo de toda su vida. “Debemos saber que es un ser vivo que come, siente miedo, siente frío y calor, siente sed, que hay que educarle y sacarle a pasear, que tenemos que plantearnos qué hacemos con él cuando llegan las vacaciones, y que además supone un gasto económico que tenemos que asumir”. Así lo ven desde ALBA, la asociación para la liberación y el bienestar animal.

Si nuestro deseo es firme y meditado, la adopción debería ser nuestra primera opción, ya que cumple una función solidaria con el perro, que tendrá una segunda oportunidad para una vida feliz. “Los animales son muy agradecidos y en pocas horas se adaptan perfectamente a la casa y la familia. Adoptando, además, no colaboras con la cría descontrolada de animales y su explotación”, apuntan.

En el caso de optar por un criador hay tres aspectos que siempre se deberían tener en cuenta para elegir el mejor. En primer lugar, la transparencia. El criador debe ofrecer toda la información necesaria, así como estar dispuesto a mostrar el lugar y las condiciones de cría. Por otro lado es fundamental que el criadero cumpla con la legalidad. Y, por último, que su sello identitario sea la profesionalidad, tanto por los cachorros y sus madres como por las familias que los acogerán.

Consejos para la llegada a casa de un caniche toy o poodle toy

En definitiva, que se trate de un criador que ofrezca todas las garantías de bienestar en la crianza de los cachorros. En el caso de optar por particulares, estos no deberían obtener ningún beneficio económico por los cachorros, sino que debería ser una acción altruista. Al no haber un beneficio económico tampoco sería posible reclamar en el caso de que hubiera algún problema.

Una vez en casa es importante haber previsto cómo será la alimentación, el espacio en el que podrá descansar, dónde podrá pasear y hacer ejercicio y cómo será la higiene. También las visitas al veterinario, las vacunaciones y la educación serán aspectos muy importantes a lo largo de toda su vida, por lo que no lo debemos pasar por alto.

Siempre es recomendable acudir a un entrenador canino, ya que será la persona de referencia para informarnos sobre muchas de estas tareas. En países como Inglaterra es habitual que las personas que se deciden por llevar un cachorro a casa, siempre cuenten con la ayuda de estos profesionales para evitar posible problemas a futuro. Así lo explicaba la educadora canina y autora de 'Entiende y educa a tu perro' Ingrid Ramón en una entrevista en WebConsultas.

Creado: 7 de enero de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD