La temperatura alta reduce la supervivencia de las gotas con coronavirus

Las gotas que expulsan las personas con COVID-19 propagan el coronavirus, pero cuando la temperatura al aire libre es elevada estas gotas se evaporan con más rapidez y el virus tiene menos probabilidades de sobrevivir.
Escrito por: Eva Salabert

12/06/2020

Personas tosiendo con altas temperaturas

Una de las dudas sobre el coronavirus que la ciencia trata de responder es el tiempo que permanece el virus activo en las gotas expulsadas por una persona infectada cuando tose, estornuda, o incluso mientras habla. Y es que cuando estas gotas que actúan como transporte del coronavirus se evaporan, el patógeno tiene menos probabilidades de sobrevivir, por lo que uno de los factores que influiría en la transmisión de la infección es el tiempo que dichas gotas permanezcan intactas.

Un nuevo estudio, publicado en Physics of Fluids, ha analizado este factor empleando un modelo matemático y ha descubierto que la temperatura ambiental, el tipo de superficie en el que se depositan las gotículas y la humedad relativa desempeñan un papel fundamental en el riesgo de transmisión del COVID-19, y que la temperatura más elevada facilitó que las gotas infecciosas se secaran con mayor rapidez, reduciendo drásticamente las probabilidades de supervivencia del patógeno, mientras que en ambientes más húmedos las gotas permanecieron más tiempo en las superficies favoreciendo la supervivencia del virus.

Temperatura ambiental y supervivencia del SARS-CoV-2

Los autores del trabajo determinaron cuánto tiempo tardaban en secarse las gotas en diferentes condiciones climáticas al aire libre y analizaron si estos datos se relacionaban con la tasa de crecimiento de la pandemia de COVID-19.

Cuando estudiaron la tasa de crecimiento de pacientes con COVID-19 en las ciudades de Nueva York, Chicago, Los Ángeles, Miami, Sydney y en Singapur, y el tiempo que tardaba en secarse una gota típica en estos lugares, comprobaron que el tiempo de secado fue más largo en las zonas con mayor tasa de crecimiento de la pandemia.

Las gotas que contienen SARS-CoV-2 se secan con mayor rapidez si la temperatura ambiental es alta, reduciendo drásticamente sus probabilidades de supervivencia

Rajneesh Bhardwaj, uno de los investigadores, ha explicado que esto podría explicar en parte que la progresión de la infección resultara más lenta o más rápida en una zona en particular, y que aunque este podría no ser el único factor que influya en ello “el clima al aire libre es importante en la tasa de crecimiento de la infección”.

Los hallazgos del trabajo también sugieren que ciertas superficies, como las pantallas de los smartphones, la madera o el algodón han de limpiarse con más frecuencia que las superficies de vidrio y acero, porque en las últimas las gotas se evaporan más rápidamente.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD