Fetos 'cirujanos': así ayudan a reparar un saco amniótico roto

La rotura prematura del saco amniótico puede desencadenar el parto, pero no todas las embarazadas que experimentan esta ruptura se ponen de parto y un estudio ha revelado que a veces el saco se repara solo con la ayuda del feto.
Escrito por: Eva Salabert

02/12/2022

Ilustración 3D de un feto humano de 6 meses

La rotura prematura de aguas (ruptura prematura de las membranas amnióticas) puede provocar un parto prematuro, con graves consecuencias para la salud del bebé, y por ello es tan importante conocer las causas por las que se produce esta situación y qué medidas adoptar para prevenirla. Una nueva investigación en la que se ha estudiado el amnios, la capa más interna de células epiteliales en el saco amniótico, ha revelado un hecho sorprendente: que el saco dañado se repara solo gracias a la cooperación del feto en desarrollo.

PUBLICIDAD

El estudio ha sido realizado por científicos de la Universidad de Kyoto en Japón y podría ayudar a encontrar formas de prevenir el parto prematuro en los casos en los que las membranas no se vuelvan a sellar. “La ruptura prematura del saco amniótico, una condición conocida como ruptura prematura de membranas antes del trabajo de parto (pPROM, por sus siglas en inglés) es una de las principales causas de parto prematuro. En algunos casos, estas membranas rotas se curan espontáneamente. Investigamos los mecanismos de reparación del amnios, una capa de células epiteliales en el saco amniótico más cercano al feto”, ha explicado Yosuke Kawamura en la revista Science Signaling.

Lo normal es que las membranas amnióticas permanezcan intactas hasta que comienza el trabajo de parto, o en las 24 horas previas a ello. El problema es que no siempre es fácil detecta una rotura de aguas prematura porque en algunas embarazadas el líquido se filtra lentamente y puede ser confundido con orina, por eso los especialistas en obstetricia recuerdan que por lo general el líquido amniótico no tiene color y no huele a orina.

Algunas embarazadas con rupturas prematuras no se ponen de parto y aparentemente muestran una reparación espontánea de las membranas rotas

En cuanto al porqué el amnios se rompe antes de tiempo las causas son variadas, incluyendo desde infecciones del útero, el cuello uterino o la vagina, hasta un excesivo estiramiento del saco amniótico que se produce si tiene demasiado líquido o hay más de un feto (embarazo múltiple) ejerciendo presión sobre las membranas. La desnutrición, el sangrado intrauterino o el consumo de tabaco también son factores de riesgo.

PUBLICIDAD

Cómo se restaura el saco amniótico con la ayuda del feto

Kawamura y sus colegas utilizaron un modelo animal para descubrir cómo se produce el fenómeno del resellado, y sus hallazgos pueden ayudar a explicar por qué, cuando se sospecha una ruptura, hay mujeres que no se ponen de parto antes de tiempo porque la ruptura se ha autocorregido de alguna manera. Los investigadores descubrieron que los macrófagos fetales son reclutados para dirigirse a las zonas de ruptura tanto en el amnios humano, como en el de ratón, y contribuyen a la reparación de las membranas rotas.

“Los macrófagos migraron y se situaron en las zonas de ruptura tanto en el amnios humano, como en el de ratón”, ha afirmado Kawamura. “En los sitios de ruptura se observó un proceso llamado transición epitelial-mesenquimatosa, en el que las células epiteliales adquieren un fenotipo mesenquimatoso que está implicado en la reparación de los tejidos”. Esto significa que las células epiteliales adoptaron el papel de las células mesenquimales y ayudaron a iniciar el proceso de resellado. Ninguno de los eventos biológicos que intervienen en este fenómeno se habría producido sin los macrófagos que primero migraron y se instalaron en el lugar de ruptura.

PUBLICIDAD

Los científicos creían que las rupturas eran irreversibles, pero algunas embarazadas con rupturas prematuras no se ponen de parto y aparentemente muestran una reparación espontánea de las membranas rotas. Al examinar ratones y membranas fetales humanas rotas de seis embarazos, Kawamura y su equipo también observaron células epiteliales de amnios en estudios de curación de heridas en laboratorio.

Las células epiteliales del amnios que rodean una ruptura experimentaron una transición epitelial-mesenquimatosa, un proceso que mejora la migración celular y la reparación de los tejidos. Los investigadores descubrieron también que la reducción de los macrófagos en los fetos de los ratones dificultaba la reparación del amnios, lo que sugiere que los macrófagos fetales son necesarios para reparar el amnios tras una ruptura prematura.

PUBLICIDAD

“Llegamos a la conclusión de que el amnios tiene un alto potencial regenerativo a través de la EMT de las células epiteliales del amnios y que los macrófagos fetales son importantes para mediar en este proceso de reparación de heridas”, han declarado Kawamura y el equipo de Kyoto.

Actualizado: 2 de diciembre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD