PUBLICIDAD

Sufrir diabetes gestacional aumenta el riesgo de diabetes tipo 2

Las mujeres que padecen diabetes gestacional tienen hasta siete veces más riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 tras el parto que aquellas que mantienen niveles normales de glucosa durante el embarazo.

24/11/2017

Mujer embarazada con diabetes gestacional

Si se tiene diabetes gestacional en el primer embarazo, suele aparecer en los siguientes.

Con motivo del Día Mundial de la Diabetes, que tuvo lugar el pasado 14 de noviembre, expertos de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) han advertido de que la diabetes gestacional (DG) es un problema de salud materno infantil al que no se le da la importancia que merece. Entre otros datos que han dado a conocer, destaca el hecho de que las mujeres a las que se les diagnostica esta complicación del embarazo tienen siete veces más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 tras el nacimiento de su bebé que aquellas cuyos niveles de glucosa se han mantenido normales.

La Dra. Alejandra Durán, miembro de la SEEN, ha dado a conocer su incidencia, afirmando que uno de cada siete nacimientos está afectado por la diabetes gestacional, y que estas cifras van en aumento debido al mayor número de casos de obesidad entre las gestantes, y a la progresiva tendencia a tener hijos a una mayor edad. Tampoco hay que olvidar que si se ha sido diagnosticada de diabetes gestacional en el primer embarazo, es muy probable que esta condición vuelva a aparecer en los siguientes.

Los hijos de mujeres que tuvieron diabetes gestacional tienen entre dos y tres veces más riesgo de desarrollar diabetes mellitus tipo 2 

Complicaciones asociadas a la diabetes gestacional

La diabetes gestacional puede favorecer la aparición de diversas complicaciones, como una elevada hipertensión arterial que puede derivar en preeclampsia, o que el feto se desarrolle en exceso (macrosomía fetal). Además, según la SEEN, debido a este trastorno se producen más problemas durante el parto y se dan más casos de cesáreas y, a largo plazo, no solo aumenta el riesgo de diabetes mellitus tipo 2 en la madre, sino que también su hijo tiene entre dos y tres veces más probabilidades de sufrir esta enfermedad.

Para evitar estos problemas de salud materno infantil, la SEEN ha recordado que la mejore manera de prevenir la diabetes gestacional es tener un peso adecuado antes de la concepción, no fumar, seguir la dieta mediterránea – basada en aceite de oliva, cereales integrales, frutas, verduras y frutos secos–, y realizar ejercicio moderado regularmente. Estos expertos también han insistido en que las mujeres que hayan presentado este trastorno durante el embarazo se realicen pruebas seis meses después del parto para confirmar que no han desarrollado diabetes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD