PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Las madres adolescentes pueden tener más problemas cardiovasculares

Las mujeres que dan a luz a su bebé antes de los 20 años tienen un riesgo mayor de desarrollar enfermedades cardiacas que las que lo han hecho después de esa edad o no tienen hijos, según un reciente estudio.
Madre adolescente en casa

El estrés al que se ven sometidas las madres adolescentes en el embarazo pueden provocar enfermedades cardiacas.

21 de Noviembre de 2017

Ser madre adolescente puede conllevar ciertos riesgos para la salud, tanto para la gestante como para el bebé. Según la Organización Mundial de la Salud, las complicaciones durante el embarazo y el parto constituyen la segunda causa de muerte en el mundo entre las jóvenes de 15 a 19 años. Los datos de la OMS también indican que en este grupo de población se producen 16 millones de nacimientos cada año, y alrededor de un millón en niñas menores de 15 años. Ahora, un estudio publicado en el Journal of the American Heart Association ha revelado que las mujeres que dan a luz a su primer bebé antes de cumplir los 20 años tienen más probabilidades de desarrollar alguna enfermedad cardiaca o vascular con el paso de los años, en comparación con las que lo tienen más tarde o no tienen hijos.

Esta conclusión se ha obtenido tras el análisis de 1.047 mujeres con edades comprendidas entre los 65 y los 74 años que participaron en el ‘Estudio Internacional de Movilidad en el Envejecimiento’ de 2012. Se pudo cuantificar gracias al Framingham Risk Score, un método de medida usado para estimar el riesgo cardiovascular en un periodo de diez años. Las madres que habían dado a luz durante la adolescencia tenían una puntuación mayor en este test que las que lo habían hecho años después, y esa cifra de riesgo cardiaco bajaba de manera importante en las mujeres que no tenían descendencia.

Catherine Pirkle, una de las autoras del estudio, explica que esta investigación revela la importancia de que las mujeres que han sido madres antes de los 20 años tengan más cuidado para evitar los factores de riesgo que aumentan las probabilidades de desarrollar una enfermedad cardiovascular; es decir, que deberían intentar mantener un peso saludable y realizar ejercicio físico de manera habitual.

Las mujeres que tienen hijos durante la adolescencia deben hacer más hincapié en mantener un peso saludable y practicar ejercicio con regularidad para reducir el riesgo cardiovascular

Prevenir los embarazos no deseados en la adolescencia

Según se desprende de los resultados del estudio, las causas de este incremento en el riesgo de tener problemas cardiacos están relacionadas con el estrés al que las mujeres se ven sometidas durante la gestación, y que, por lo general, es mayor en las que se enfrentan a esta situación antes de cumplir los 20.

Aunque los hallazgos todavía deben confirmarse con otros estudios, los investigadores alertan de la necesidad de que se garantice el acceso de los jóvenes a una educación sexual y a métodos anticonceptivos para evitar embarazos adolescentes no deseados y sus consecuencias para la salud, además de establecer medidas con el objetivo de que las madres jóvenes reciban un mayor apoyo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD