Tomar paracetamol en el embarazo podría alterar el desarrollo fetal

El paracetamol es uno de los medicamentos más empleados por las embarazadas. Un grupo de expertos advierte ahora que hay que minimizar su consumo durante la gestación por sus potenciales riesgos para el desarrollo fetal.
Escrito por: Natalia Castejón

27/09/2021

Paracetamol y embarazo: riesgos fetales

Durante el embarazo hay algunos medicamentos que no se pueden tomar porque podrían interferir en el correcto desarrollo fetal, de ahí que las gestantes se vean limitadas a pocas opciones para calmar la mayoría de las molestias que las acompañan en los nueve meses de gestación. El paracetamol o acetaminofén es uno de los fármacos permitidos durante el embarazo tanto por la EMA como por la FDA siempre que se sigan las indicaciones del prospecto, de ahí que se estime que sea usado por prácticamente la mitad de las gestantes del mundo. Sin embargo, un grupo de 13 científicos de diversos países acaban de publicar un documento de consenso en el que sugieren que podría no ser tan inocuo como se piensa para el feto.

Tomar paracetamol en el embarazo se ha asociado a mayor riesgo de problemas neurológicos, urogenitales y reproductivos en los fetos

El documento de consenso, publicado en la revista Nature Reviews Endocrinology y basado en datos de investigaciones experimentales en animales y células, ha indicado que es mejor no tomar paracetamol durante el embarazo si no es estrictamente necesario o si su uso es a largo plazo, pues podría afectar al feto.

Concretamente, relatan que la exposición prenatal al paracetamol puede alterar el correcto desarrollo fetal, aumentando considerablemente el riesgo de problemas neurológicos, reproductivos y urogenitales. De 29 estudios internacionales estudiados, en 26 de ellos había alteraciones posnatales asociadas al consumo de paracetamol.

Los expertos piden cautela, no la prohibición del paracetamol

“La investigación actual ha demostrado, por ejemplo, que la posibilidad de daño parece aumentar a medida que se prolonga la duración del uso de paracetamol. Las mujeres embarazadas deben considerar usar el medicamento para el manejo del dolor a corto plazo, en lugar de como una solución a largo plazo. Su uso prolongado o en dosis altas debe limitarse a las indicaciones recomendadas por un profesional de la salud”, explica David M. Kristensen, director del documento.

“Las mujeres embarazadas deben considerar usar el paracetamol para el manejo del dolor a corto plazo, en lugar de como una solución a largo plazo”

A pesar de la evidencia, los autores recalcan que no están pidiendo la prohibición del fármaco durante el embarazo, pero sí que recomiendan cautela en su ingesta al comienzo de la gestación, a no ser que su médico o farmacéutico se lo indiquen, para poder así minimizar la exposición del feto a este fármaco.

Por otro lado, también piden que se lleven a cabo más metaanálisis sobre el tema, Shanna Swan, otra de las científicas ha expuesto que “pedimos un esfuerzo de investigación centrado que debe incluir el inicio de estudios epidemiológicos y experimentales para comprender los mecanismos hormonales, epigenéticos y metabólicos a través de los que actúa el paracetamol actúa y que podrían afectar adversamente al desarrollo”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD